Conectate con nosotros

Sociedad

Mes de concientización sobre el cáncer de mama: importancia de los controles para la detección temprana

Publicado

el

Octubre es a nivel mundial el mes de concientización sobre el cáncer de mama, que en la Argentina presenta entre 15.000 y 20.000 casos nuevos por año. Desde el Servicio de Patología Mamaria del Hospital Perrando alertan sobre la importancia de no suspender las consultas y tratamientos. La detección temprana de la enfermedad permite la realización de terapias menos agresivas y con mejores resultados.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco, siguiendo la propuesta a nivel global de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conmemora a lo largo de octubre el mes de la concientización sobre el cáncer de mama, el tumor maligno más frecuente en la mujer. Según estimaciones de la Sociedad Argentina de Mastología en nuestro país se calcula que 1 de cada 8 mujeres que hayan alcanzado la edad de 80 años habrá desarrollado la enfermedad en algún momento de su vida y se detectan entre 15.000 a 20.000 nuevos casos por año.

Este tipo de cáncer se origina por el crecimiento rápido y desordenado de las células que revisten los conductos de la mama, y si no es tratado de manera temprana, puede avanzar hacia otras regiones del cuerpo, principalmente los ganglios linfáticos axilares. Si bien la enfermedad no puede evitarse, es posible realizar lo que se conoce como prevención secundaria mediante el diagnóstico precoz para comenzar el tratamiento en sus etapas iniciales, con terapias menos agresivas y con mejores resultados.

Romina Romero, jefa del Servicio de Patología Mamaria del Hospital Julio C. Perrando, relató que: “en el contexto actual de los últimos meses el Servicio busca sobrellevar la pandemia e ir retomando gradualmente su flujo regular de controles”. Alertó que a nivel país se produjo una disminución de entre un 70 y 80% de los controles durante este período de pandemia, aunque remarcó que pese a las dificultades que presentó el COVID-19, “nunca dejamos de atender a los pacientes ni a las consultas”.

El Servicio de Patología Mamaria trabaja en coordinación con el área de Diagnóstico por Imágenes y el Servicio Oncológico, realizan un abordaje multidisciplinario del cáncer de mama. “Durante toda la pandemia continuamos con las biopsias y tratamientos oncológicos de pacientes”, expresó Romero y agregó que “ahora estamos trabajando para un regreso progresivo a la normalidad, y recuperar nuestro flujo de controles, para fortalecer la detección temprana de casos”.

En ese sentido, se programó un trabajo progresivo en la reapertura de controles y estudios mamarios, que está en curso con turnos programados, en los hospitales Julio C. Perrando de Resistencia, Eva Perón de Barranqueras, y Luis Fleitas de Fontana, en el área del Gran Resistencia, la más afectada en cuanto a casos de COVID-19 positivos en la Provincia.

“Se respetan los criterios de bioseguridad y los turnos para consultas son espaciados”, destacó Romero, quien además relató que en todo este tiempo “las cirugías de pacientes oncológicos no pararon: en todos los casos se le realizó un hisopado previo para descartar COVID-19”. La jefa del Servicio de Patología Mamaría recalcó la importancia de “no interrumpir los tratamientos ni consultas” pese al contexto de pandemia.

Para realizar las consultas programadas las pacientes deben pedir turno con anticipación a la línea telefónica del Hospital Perrando, 0362 4427233, de lunes a viernes en el horario de 8 a 12. En caso de urgencias la guardia de maternidad funciona las 24 horas. Además, el Servicio de Patología Mamaría cuenta con una cuenta en la red social Facebook para consultoría online (Patología Mamaría HP).

Las consultas y los controles son importantes para la detección precoz, ya que la enfermedad es asintomática en sus inicios. “En su primera etapa sólo se puede detectar el tumor mediante la realización de estudios mamarios de control con el mastólogo y la mamografía anual. Es el momento ideal para diagnosticar de manera temprana, ya que la ausencia de síntomas no significa que no pueda tenerse un cáncer de mama”, explicó Romero.

«El autoexamen sirve para generar conciencia en cuanto a la enfermedad. Pero lo que reduce la mortalidad es el diagnóstico precoz que se realiza mediante mamografía y ecografía mamaria”, insistió la profesional, quien detalló que “hay un 95% de probabilidades de cura si el diagnóstico es temprano y se realizan tratamientos menos invasivos en estadios iniciales de la enfermedad”.

El mejor diagnóstico es el que se hace a través de estudios de control en pacientes sin síntomas, ya que si el nódulo es detectado por la mujer en su autoexamen mamario quiere decir que ya tiene un tamaño mayor a 1 centímetro, lo que permite que sea palpable. “El autoexamen mamario sirve y debe difundirse, enseñarse y recomendarse para que la mujer pueda conocer sus mamas y detectar la aparición de algún signo de alarma pero nunca reemplaza a la mamografía que permite la detección temprana del cáncer”, recalcó Romero.

La Sociedad Argentina de Mastología recomienda realizar una mamografía en forma anual a partir de los 40 años en las mujeres que no tienen antecedentes en su familia. En caso de existir antecedentes, se sugiere iniciar los controles 10 años antes de la edad de presentación en el familiar.

La presencia de algún síntoma significa que la enfermedad salió de la etapa inicial. El signo más frecuente es la palpación de un tumor, nódulo o dureza en la mama. Hay otros síntomas como ser las retracciones o hundimientos en la piel o el pezón, el enrojecimiento a nivel de la piel de la mama, la descamación del pezón, el derrame de sangre por el pezón y la palpación de un bulto en la axila. “Cuando una mujer detecta alguno de estos signos, debe consultar inmediatamente al especialista para aclarar su origen”, recomiendan desde la Sociedad Argentina de Mastología.

El cáncer de mama puede afectar a cualquier mujer y la posibilidad de tener la enfermedad aumenta con la edad, estos son sus factores de riesgo no modificables, al igual que los antecedentes familiares. Aunque existen algunos mitos sobre los casos hereditarios, y por esta razón se trata de un factor de riesgo que debe ser considerado en su justa medida, según explicó Romero: “solo entre el 5 y el 10% de los casos son hereditarios y en un 70% se presentan casos sin antecedentes familiares”.

Los factores de riesgo modificables de la enfermedad son aquellos sobre los que se pueden tomar medidas para corregirlos. Según la Sociedad Argentina de Mastología es fundamental el cuidado de peso, ya que la presencia de sobrepeso – especialmente después de la menopausia – aumenta la posibilidad de desarrollar la enfermedad; y también es recomendable moderar el consumo de alcohol, no fumar y analizar detenidamente la utilización de terapias de reemplazo hormonal.

Entre las actividades programadas para este “Octubre Rosa”, mes de concientización sobre el cáncer de mama, el Servicio de Patología Mamaría del Hospital Julio C. Perrando brindará una serie de charlas virtuales. La primera de ella se realizó en coordinación con el Servicio de Preparación Integral de la Maternidad (PIM). Por otra parte, el Consultorio Radiológico Resistencia, ubicado en Avenida 9 de Julio 635, realizará mamografías para pacientes sin obra social durante todo el mes.

diariochaco

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas