Salud

Qué es el síndrome urémico hemolítico y cómo prevenirlo

Ante los casos registrados las últimas semanas, especialistas recomiendan extremar la higiene en la cocina, el hogar y atender a los síntomas.

Las noticias recientes sobre la muerte de niños en la provincia de Córdoba, a raíz del síndrome urémico hemolítico (SUH), llamaron la atención de la población y encendieron alarmas. A fin de llevar tranquilidad e información precisa a la población, NORTE Play entrevistó a los doctores Sergio Aquino , jefe del servicio de Nefrourología del Hospital Pediátrico "Doctor Avelino Castelán", y Larisa Arrúa , encargada de la Unidad Centinela en la provincia, dependencia que reporta los casos positivos de SUH al sistema de datos nacional, a fin de llevar una estadística de la enfermedad.

 

Los doctores Sergio Aquino y Larisa Arrúa en la entrevista concedida a NORTE Play para brindar información precisa sobre la enfermedad.

 

"El SUH se presenta de dos maneras: la típica, que se produce a través de la diarrea generada por la bacteria, y el SUH atípico, que es diferente y no tiene relación con la contaminación. La bacteria escherichia coli es productora de una toxina que, liberada en el torrente sanguíneo, desencadena una serie de eventos que comprometen la microcirculación" , señaló Aquino.

 

"Los riñones son los más atacados por el SUH, pero también afecta al páncreas, al sistema nervioso central, a los intestinos, por lo que puede tener diferentes manifestaciones clínicas. La gravedad del SUH escala cuando la afectación es neurológica -lo que habitualmente lleva a la muerte al paciente-, o cuando implica a los riñones. En ese caso, en general, la mortalidad es baja, pero genera un alto riesgo de enfermedad renal crónica por los daños que provoca en los órganos, y ese es el punto al cual apuntamos para evitar esa evolución", agregó el profesional.

 

La doctora Arrúa detalló que "los síntomas del SUH son disminución de la diuresis (el niño deja de orinar), palidez, ya que provoca anemia por la rotura de los glóbulos rojos, sudoración y baja presión. Esta sintomatología requiere un tratamiento inmediato".  

 

"Hay situaciones previas al desencadenamiento de la enfermedad que pueden mejorar el pronóstico: una adecuada hidratación y la consulta inmediata al pediatra o la guardia son fundamentales. Si aparece un niño que tuvo una diarrea sanguinolenta, lo ideal es que el médico que lo atiende solicite una muestra al servicio de Bacteriología para identificar la bacteria y si esa bacteria es productora de las toxinas que generan el SUH", agregó.

 

En este punto, el doctor Aquino aclaró: "La escherichia coli está bastante extendida en las patologías infantiles, porque también produce infecciones urinarias. Está presente en el intestino, pero no todas producen este tipo de toxinas que desencadenan la enfermedad. Solo el análisis de laboratorio puede determinar fehacientemente si hay presencia de Shiga o verotoxina, responsables de producir el SUH. Además, las diarreas en casi un 90% son de etiología viral. En estos casos la enfermedad es autolimitada y desaparece en 5 a 7 días como mucho. Lo único que se precisa es una hidratación adecuada, seguir alimentando al infante con normalidad y cumplir los controles pediátricos correspondientes".

 

DIARIONORTE

Comentarios
Volver arriba