Conectate con nosotros

Salud

Queso, alimento sabroso, saludable y siempre presente en la mesa familiar

Publicado

el

Fue en Suiza en 1815 donde se abrió la primera fábrica para la producción industrial del queso, y desde entonces se ha convertido en un alimento omnipresente.

Existen infinidad de variedades (más de 2.000) ya sean de leche de vaca, oveja o cabra, búfala, la elaboración del queso siempre es la misma. Se elimina el agua de la leche, por lo que el queso es un concentrado de proteínas, vitaminas, sales minerales y materia grasa fácilmente digerible. Por todo ello el queso está repleto de beneficios para nuestro organismo y la OMS recomienda su consumo.

Con la leche de vaca se elaboran multitud de quesos, no es lo mismo un queso fresco, que un queso feta, que un gouda o un gorgonzola (para nombrar sólo algunas de las variedades). Entre ellos, no sólo varia el sabor, la textura y la consistencia sino también el aporte calórico. Por ejemplo, 100 gramos de queso feta nos aportan 264 calorías, 100 gramos de queso fresco 98 calorías, mientras que 100 gramos de queso gouda nos aportan 356 calorías. Así que, si padecemos sobrepeso, debemos vigilar con el queso, al igual que si tenemos colesterol es mejor optar por un queso fresco y prescindir de los más curados ya que contienen más materia grasa.

Propiedades nutricionales:

Aunque cada tipo de queso contiene unos valores nutricionales distintos, todos los quesos tienen algo en común, presentan una importante cantidad de calcio, proteínas y vitaminas. Su composición nutricional varía en función del contenido de agua que se utiliza en su elaboración. A menor contenido de agua, mayor concentración de nutrientes por 100 gramos de queso.

Fuente de calcio. Un mineral fundamental para la salud de los huesos y de los dientes, pero además para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular. Una porción de 100 gramos de queso equivale al requerimiento diario de una persona adulta (1.000 mg).

Rico en proteínas. El queso contiene todos los aminoácidos necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente. Los quesos frescos contienen menos proteína que los curados (estacionados 4 a 7 meses, ejem. el parmesano). En cualquier caso, la cantidad de proteínas que aporta el queso es superior a las de su materia prima, la leche; La leche de cabra tiene más proteínas que la de la vaca.

Vitaminas. Contiene una gran cantidad de ácido fólico (B9), por lo que es un alimento a tener en cuenta durante el embarazo. También es rico en vitamina A y D, que ayudan al cuerpo a absorber el calcio.

Grasas. Posee grasas saturadas, por lo que deben consumirse con moderación; En este sentido es mejor consumir los quesos desnatados o light.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – Medicina Integrativa

 

 

diario21

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas