Conectate con nosotros

Deportes

La ironía de los permisos| Habilitaron el fútbol pero no permiten que un atleta olímpico se entrene

Publicado

el

nto discriminado y por eso vuelvo a entrenarme», le contó a TyC Sports Ariel Suárez, quien fuera campeón panamericano y finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Este lunes 10 de agosto, cumplió con esas palabras.

El alteta se presentó a entrenar en el Río Luján, del partido de Tigre, y la odisea le costó un acta de incumplimiento de la Cuarentena por parte de la Prefectura Naval Argentina, ya que la disciplina no figura dentro de las actividades exceptuadas por el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020 y sus adecuaciones posteriores.

«La verdad que ya no daba más y necesitaba volver a entrenarme. Llevamos cinco meses parado y por eso esto no es un capricho», enfatizó con lágrimas en los ojos.

El remero de 40 años sostuvo que su actividad «ya tiene el protocolo aprobado y no hay ningún riesgo de contagio». Ayer fue una de las caras visibles del reclamo que se llevó adelante frente a la Quinta de Olivos, donde un grupo deportistas pidió «por el derecho a volver a entrenarse».

Lejos de incitar a la violación de un decreto que cada vez tiene más exceptuados, el atleta olímpico deja al descubierto, una vez más, que detrás del regreso insistente del fútbol a los entrenamientos no hay otra cosas más que intereses económicos que presionan para que la pelota vuelva a rodar. Pero, y ¿nuestros atletas olímpicos, que deberán representarnos en Tokio 2021, deben seguir esperando?

Diario21.tv

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas