La ira, emoción natural pero que altera el bienestar biopsicosocial

Efectos negativos de la ira

La salud física. Estudios realizados por investigadores del Duke University Medical Center, de Durham, Carolina del Norte, se ha encontrado una elevación del 20% en el riesgo de enfermedad coronaria en aquellas personas que conviven con la ira y la depresión.

Tu cuerpo manifestará una o más de estas reacciones:
-Aumento de la presión sanguínea, que con el timepo puede deteriorar las arterias.

-Elevación del pulso cardiaco, lo que genera taquicardias.

-Mayor producción de sustancias como la adrenalina, lo que altera el equilibrio del cuerpo.

-Desequilibrio del sistema inmunológico, bajando las defensas.

-Manifestación de contracturas, dolores musculares, insomnio y jaquecas.

-Aceleración de la respiración, que a su vez provoca que el corazón bombee fuerte..

-Posible aparición de enfermedades como la gastritis, colitis o dermatitis.

Facultades cognitivas. Los pensamientos se vuelven más irracionales, les cuesta seguir una lógica. En cólera, te vuelves menos hábil para utilizar tus recursos cognitivos El enojo hace que pienses peor, pues cuando la furia se apodera de ti, se activa tu zona cerebral más primitiva; Esto te coloca en una situación de desventaja para razonar, atender la información, deducir etc.

Consejos para manejar la ira:

-Tómate un tiempo para pensar lo que vas a decir. Si estás en una situación tensa, busca las palabras adecuadas para no generar un conflicto mayor y no pasar a llevar a otros.

-Sé empático y no juzgues antes de tiempo. Si alguien no llegó a tiempo a una reunión o cometió un error, puede haber razones de peso que lo justifiquen. No te dejes llevar por la ira anticipadamente.

-Recurre al humor para disminuir la tensión. Antes de gritar a otros, aprende a reírte de las situaciones complejas sin ironía ni sarcasmo. Con respeto, puedes ayudar a distender un ambiente de conflicto y así evitar caer en el enojo.

-Practica un deporte regularmente. Trota, anda en bicicleta o al menos, da una pequeña caminata diariamente. Esto ayuda a liberar las tensiones y a tener una actitud más positiva.

-Atrévete a probar terapias o técnicas de relajación. Yoga meditación que ayuden al equilibrio mental y dan herramientas para enfrentar de mejor forma las situaciones de estrés.

-Perdona y no guardes rencores. Si vives una situación difícil con una persona en particular, intenta resolverlo y no guardar rencores que puedan aflorar en el futuro. Aprende a dimensionar los problemas y no darles mayor valor del que merecen.

-Lleva un registro mental de lo que te enoja. Si tienes claridad sobre esto, sabrás cómo reaccionar de mejor forma al enfrentar una situación similar a futuro. Habla con un amigo comprensivo.

-Compartir y expresar las propias frustraciones puede ayudar a desactivar la ira. Sin embargo, es importante tener claro que nadie puede ayudar a cambiar las emociones de otro. Ese es un trabajo íntimo y personal.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – MedicinaIntegrativa

 

 

Diario21

Recomendada

Coliflor, grandes beneficios de incluirla en tu alimentación

Compartir en WhatsAppLas coliflores tienen su origen en el Mediterráneo oriental, en los países de …

Watch Dragon ball super