Argentina podría ser el principal exportador mundial de cerdos, y advierten sobre peligrosa «invasión china»

La producción porcina no estuvo ajena al impacto del COVID-19. Si bien no se registraron casos positivos en ningún eslabón de la cadena, la temporaria suspensión de las exportaciones generó un sobre stock que puso en jaque a muchas granjas de todo el país. En el marco de lo que dejó la “semana de la porcicultura” en Santa Fe, Campolitoral consultó a un reconocido productor del sur provincial respecto de estos temas.

“Luego de decretada la cuarentena tuvimos una fuerte y negativa repercusión por parte de la demanda, porque la industria chacinadora (que consume el 50 % del capón en media res en jamones y paletas), es muy poco lo que desarma y manda a las carnicerías”, reconoció Adolfo Von Ifflinger, miembro de la Comisión porcina de CARSFE y de CRA. “Los cortes de carnicería no sufrieron una baja en la demanda, lo cual llevó a que se generara un sobre stock en los criaderos y eso nos perjudicó, porque no teníamos ventas y ademas nos bajaron de 30 a 40 % el precio del capón en pie”, agregó.

Coyuntura difícil

Según el productor, se está restableciendo la demanda pero no todavía el precio. Por lo menos así lo muestra el índice que publica el Ministerio, donde queda claro el diferencial con la semana del 15/3 contra lo del último jueves. “Estamos trabajando con un precio para cambiar la plata o en muchos casos perdiendo, depende de la productividad de cada granja, en ese sentido estamos muy complicados. Pero entiendo que se están liberando esa retención y en las próximas 2 o 3 semanas el precio debería empezar a recuperarse, sino a valores de marzo, por lo menos algunos pesos por kilo”, adelantó.

Desembarco chino
En los últimos días recobró fuerza el rumor de una gran inversión china en nuestro país para producir cerdos destinados a aquel mercado. “Hemos presentado una nota a través de CRA al ministro de Agricultura pidiendo que nos explique las inversiones chinas que nos han anunciado”, explicó.

En este sentido, manifestó: “estamos muy preocupados porque creemos que en vez de facilitar esas inversiones, se les debería dar la oportunidad a los productores argentinos, y que seamos nosotros quienes podamos hacer crecer la actividad”.

El productor recordó que a partir e enero empezaron a recibir indicios por los medios, que se confirmaron hace dos semanas en la reunión con el Ministerio de la Producción de Santa Fe. “Allí se nos informó que habían tenido una reunión con Cancillería, con el Ministerio de Agricultura y con un agregado comercial nuestro de la embajada argentina en China, donde le pedían que empezaran a identificar en qué zonas de la provincia podíamos autorizar la instalación de núcleos de 12 mil madres, porque se venía una inversión de 20 núcleos 12 mil madres (240 mil madres más) duplicando la producción de cerdos en el país”, detalló.

Para el empresario porcino, el impacto de semejante volumen sería letal para los productores argentinos. “Hoy con un stock de menos de 400 mil madres estamos viviendo un enorme stress de colocación en el mercado interno y externo, y después de la pandemia veremos que muchos productores medianos y chicos saldrán de la actividad por la crisis”.

Dudas y certezas
“Por más que nos digan que esa producción va a China, nadie puede asegurar que una parte vaya al mercado interno, lo que generaría un grave desequilibrio entre oferta y demanda. Por otro lado, si esto lo decide el Estado chino para garantizar SU “soberanía alimentaria”, sugerimos que el Estado chino le facilite a través del nuestro el financiamiento y que lo traslade a nuestros productores, para que los agricultores chicos y medianos de maíz y soja entren en la actividad para agregar valor virtuoso en origen”, propuso.

En el último censo agropecuario quedó evidenciada la cantidad de productores que han desaparecido. “Esto es tremendo, y ocurre por falta de escala y de rentabilidad. Hay que ayudar a que le productor de granos mediano y chico pueda transformar y agregar valor. ¿Qué mejor momento que ahora, a través de una política de Estado para el sector?”, se preguntó.

“No nos consultaron”
Según el ruralista, hay un contrasentido tremendo. “Nadie se podría imaginar que la producción automotriz se podría duplicar si las fabricas no estuvieran instaladas. Nosotros tenemos las 4 entidades como para canalizar las inquietudes, pero nunca se nos consultó; además no hay estudios del impacto. Están encandilados por el monto de las inversiones, pero en vez de extranjerizar la producción porcina, deberían financiar a los productores argentinos para crecer y traer nuevos actores nacionales. Por ahí debe pasar la cosa. Esto lo decimos los productores y quienes estudian la actividad. En 5 años, con capitales y un proyecto serio, la producción nacional podría responder”, sintetizó.

“Estimo que apuntan a un sistema como el pollero, donde “los núcleos sean de las industrias chinas y que a cada productor de maíz y soja le hacen hace un galpón para la producción semanal. Sería trabajar para los chinos. No estamos de acuerdo con lo que trascendió en los medios. Perdemos la identidad y el manejo del negocio en sí”, advirtió con preocupación.

Precio de referencia
Consultado sobre el inminente precio a través de la Bolsa rosarina, se mostró ilusionado. “Rospork me parece algo fantástico y maravilloso. Desde la producción lo estamos esperando con mucho esperanzas porque desde que desapareció el Mercado de Liniers físico (hasta mediados de los 90), no había referencias. Siempre un mercado referencial (aunque sea electrónico) le dará sustento a un precio índice. Hoy el precio lo marca un grupo y lo publica el Ministerio, pero fundamentado en operaciones individuales. Va a servir para que haya un precio de referencia mucho más realista entre la oferta y demanda del país”.

Donaciones
Días atrás, la Sociedad Rural de Rosario a través de un productor hizo un aporte importante a una ONG. “Se sigue colaborando con aportes semanales, de acuerdo a perdidos puntuales, los productores porcinos han mostrado su compromiso con este momento a través de una gran solidaridad”.

Protocolos sanitarios
Con relación al tema de cómo vienen cumpliendo los cuidados en las granjas, el entrevistado destacó que la actividad no haya sufrido ningún caso, y eso es porque se viene cumpliendo con los cuidados. “En nuestro caso tenemos nuestro propio mini transporte para los empleados, antes de subir se desinfecta las manos, y se le pide que se coloquen las mascarillas, y que en lo posible traten de no hablar durante el lapso e 10 minutos del pueblo al campo”.

Fuente: El Litoral/diario21

Recomendada

Arroyo: «Hay que resolver el problema de los 4.000 barrios donde viven argentinos hacinados»

Compartir en WhatsAppEl ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo hoy que el gabinete intermininsterial …

Watch Dragon ball super