Conectate con nosotros

Salud

Ajo, el antimicrobiano poderoso de la naturaleza

Publicado

el

En la actualidad es muy apreciado como condimento, y se cultiva en casi todo el mundo, principalmente en Asia, donde se obtiene más del 80% de la producción mundial. Los principales países productores son China, India, República de Corea y Egipto. En la Edad Media el ajo fue considerado remedio contra las pestes y epidemias. A partir del siglo XVII el ajo fue consumido sólo por las clases bajas, ya que la alta sociedad lo rechazaba por su olor. Las propiedades antibacterianas del ajo fueron reconocidas por Louis Pasteur y, durante la Segunda Guerra Mundial, se utilizó el ajo como un antiséptico en la prevención de la gangrena. El compuesto principal del ajo es la alicina, la cual sólo se comporta como un compuesto activo cuando el ajo este fresco. Efecto antimicrobiano. Posee actividad antibacteriana contra Salmonella, E. coli, Staphylococcus y Mycobacterium. Además, se ha demostrado que ejerce una inhibición diferencial entre la micro flora intestinal y las enterobacterias patógenas. Propiedad antifúngica. Muchos hongos, incluidos Cándida, Trichophyton, Aspergillus, han mostrado ser sensibles al ajo a través de reducirse su crecimiento y proliferación. Propiedad antiviral. Se ha visto que tiene actividad anti resfrío y antigripal. Un estudio revelo, que quienes tomaban un suplemento de ese vegetal tenían un 63% menos de resfriados que los que habían tomado un placebo y también se reducían los días de enfermedad en un 70%. El extracto liofilizado de Ajo Morado de Las Pedroñeras(España) es uno de los compuestos que forma parte del proyecto del Centro Nacional de Biotecnología (España), para identificar fármacos antivirales contra la COVID-19. La eficacia de este compuesto patentado por la Universidad de Castilla-La Mancha(España) ha demostrado en ensayos, que sea “muy interesante” en la búsqueda de una cura contra el coronavirus. Para obtener estos beneficios, la Organización Mundial de la Salud (OMS) da las siguientes pautas: una dosis diaria de 2 a 5 g de ajo fresco (aproximadamente un diente de ajo), de 0,4 a 1,2 g de ajo en polvo seco, de 2 a 5 mg de aceite de ajo, de 300 a 1.000 mg de extracto de ajo, u otras formulaciones equivalentes de entre 2 y 5 mg de alicina. “Siempre en el contexto de una alimentación y hábitos de vida saludables” Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – Medicina Integrativa

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas