El recuerdo de la mamá de Ángeles Rawson: «Hoy me enfrento con la realidad de no tenerte aquí”

La madre de Ángeles Rawson, asesinada en 2013 en el barrio porteño de Palermo por el condenado portero Jorge Néstor Mangeri, la recordó hoy al cumplirse seis años del crimen con un emotivo mensaje en su cuenta de Facebook.

“Hoy es el día que me envuelvo en lágrimas, en recuerdos truncos, que te doy mi piel para vestirte e imaginarte viva acá, conmigo. Hoy es el día que todo parece una gran película que no quiero seguir protagonizando sin vos; que repaso cada momento vivido”, comienza el texto posteado por Jimena Aduriz.

«Hoy es el día que descanso mi pequeña guerrera; que lavo mi alma desgarrada y armo mi corazón estallado. Que me lleno de nubarrones para poder despejarlos; que me enfrento con la realidad de no tenerte aquí, porque tus 16 años tienen que ser suficientes para honrar tu vida hasta mi eternidad, cuando nos volvamos a reunir”, agrega.

«Hoy que me desarmo, porque este día renueva el sentido de tu pérdida, hermosa de mi vientre desorientado que te busca y te busca en mi memoria. Hoy es día de llorarte para volver a empezar. Te amo, hasta el cielo de las nubes Mumini. Mami”, culmina el texto publicado en Facebook en el que además posteó una foto.

EL CASO
“Mumi” Rawson, de 16 años, fue asesinada el 10 de junio de 2013, cuando luego su clase de gimnasia, llegó a su edificio en Ravignani 2360.

Según lo que en la instrucción reconstruyeron el juez Javier Ríos y la fiscal Paula Asaro y luego se confirmó en el juicio, “Mumi” quedó grabada por una cámara de seguridad llegando al edificio a las 9.50 de la mañana, pero no entró a su departamento de la PB «A» porque fue interceptada por Mangeri.

Según la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal 9, el encargado llevó a «Mumi» a algún sitio del edificio y allí inició un ataque sexual que, por la resistencia de la víctima, terminó en el homicidio con la chica sofocada, estrangulada y luego arrojada a la basura, razón por la que al día siguiente su cadáver fue hallado en la planta de la Ceamse de la localidad de José León Suárez.

Si bien en un principio las sospechas se centraron sobre el padrastro de la chica, el caso se esclareció cuando el propio Mangeri fue llevado a declarar como testigo y allí primero dijo que había sido apremiado por la policía y luego se autoincriminó y quedó detenido cuando le dijo a la fiscal Asaro: «Soy el responsable de lo de Ravignani 2360. Fui yo».

Los análisis de ADN -la prueba clave del caso-, luego comprobaron que debajo de las uñas de Ángeles se halló el perfil genético de Mangeri, lo que demostró que la chica intentó defenderse del ataque y antes de ser asesinada alcanzó a rasguñar al portero que tenía en distintas partes de su cuerpo varias excoriaciones compatibles con arañazos.

En 2015, Mangeri fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal 9 en 2015 a prisión perpetua por «femicidio, abuso sexual y homicidio agravado criminis causae», fallo confirmado en 2017 por la Sala II de la Cámara Nacional de Casación.

En julio del año pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un recurso en queja, la última apelación posible de la defensa, y la condena quedó firme.

En febrero, el TOC 9 ordenó que el perfil genético del portero, quien en diciembre se había negado en la cárcel a entregar una muestra, sea remitido por el Cuerpo Médico Forense (CMF) al Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados con Delitos contra la Integridad Sexual (RNDG).

Mangeri (51) cumple su condena en el penal de Ezeiza y recién podrá pedir libertad condicional en 2048, tras 35 años tras las rejas, cuando tenga 80 años.

Télam.

Lee también

Estudiantes marcharon en La Plata a 43 años de «La Noche de los Lápices»

Alumnos secundarios y universitarios marcharon este lunes por el centro de la ciudad de La …

Watch Dragon ball super