Abuso sexual de monjas: las víctimas dieron detalles de los ataques

La admisión pública del papa Francisco de que sacerdotes y obispos han utilizado a
monjas como «esclavas sexuales» marca un nuevo capítulo de la crisis por los abusos sexuales que azota a la iglesia católica.

«Es la primera vez que el papa y la Iglesia como institución han admitido públicamente que esos abusos se han cometido. Eso es sumamente importante», reconoció satisfecha a la AFP la directora del suplemento femenino del diario vaticano «LOsservatore Romano», Lucetta Scaraffia.

La historiadora y periodista italiana dedicó el número de febrero del suplemento a los casos de abusos sexuales a religiosas, desatando un nuevo escándalo en el seno de la milenaria institución.

La denuncia fue confirmada por el pontífice argentino, quien admitió que curas y también obispos han abusado por décadas sexualmente de monjas.

La admisión papal sorprendió a los periodistas que asistían a la tradicional conferencia de prensa concedida el martes por Francisco en el vuelo de regreso a Italia desde Emiratos Árabes Unidos.

Las revelaciones del diario italiano, sumado a la admisión del papa, han conducido a la aparición de testimonios directos que narran ese abuso.

En el programa «Woman’s Hour» (Hora de la Mujer), de la BBC Radio, fueron entrevistadas dos ex monjas abusadas.

Rocío Figueroa quien es actualmente teóloga explicó en su entrevista con la BBC que se unió a la vida religiosa como una adolescente, ya que vivía en una zona muy pobre, y necesitaba «hacer algo». Fue allí donde sufrió abuso sexual a manos de un vicario, el cual había sido designado como su «guía espiritual».

«Tenía 15 años. Luego de unos meses en los que hablábamos, y buscó ganarse mi confianza, un día nos pidió a todos los que nos estábamos formándonos con él que fuéramos a una clase de yoga. Eventualmente pasamos a sesiones personales, en las cuales él decía que iba a ayudarme a desarrollar autocontrol sobre mi sexualidad», relató.

«Yo era muy ingenua, no tenía ningún tipo de experiencia previa. Empezó a tocarme, y yo pensaba (equivocadamente), que eso estaba bien, y que yo era la malvada. Me sentía culpable y desorientada», añadió. «Nunca me violó, pero sí abusó de mí. No pude darme cuenta de eso hasta que tuve 40 años», explicó.

Otra ex monja, Doris Wagner-Reisinger, reveló: «Cinco años después de ingresar al seminario, un sacerdote de la congregación empezó a acercarse a mí cada vez que me veía sola. Después empezó a entrar a mi habitación, y se quedaba ahí, hablando».

«Con el tiempo, empezó a abrazarme, y luego ya venía y, sin decirme nada, me sacaba la ropa y empezaba a violarme», agregó.

«Yo estaba en shock. Entendía lo que estaba pasando, pero no lo podía creer. Sabía que no estaba bien, y no quería que pasara, pero estaba convencida: es un sacerdote, esta es una comunidad sagrada, esto es imposible -confesó- No podía entender que esto estuviera pasando, me llevó años darme cuenta que fue una violación, y poder hablar de esto», expresó.

«Tuve una severa crisis de fe. Mi primer impulso fue pensar que, si decía algo, iba a dañar la iglesia, y que Dios quiere que me mantenga callada. Era insoportable», finalizó.

Scaraffia considera que la iglesia debe cuestionarse sobre el poder que los sacerdotes ejercen sobre las monjas: «Esta es una oportunidad para demostrar que el cambio está realmente en marcha», explicó.

Lee también

En septiembre, una familia chaqueña necesitó más de 31 mil pesos para cubrir sus gastos básicos

Patricia Lezcano, directora del Isepci, resaltó que muchas familias “dejan de comprar alimentos básicos e …

Watch Dragon ball super