Absuelven a un acusado de quemar y provocarle la muerte a su pareja: para el juez se suicidó

Un presunto femicidio provoca indignación en la localidad bonaerense de Escobar. Yanina Miranda tenía 35 años y murió en las últimas horas por las lesiones en el 45% del cuerpo después de que su novio, supuestamente la prendiera fuego el lunes último por la madrugada. El testimonio de su hija complica al acusado. Sin embargo, lo excarcelaron.
En el caso interviene el juez de Garantías Luciano Javier Marino, quien tras escuchar el testimonio de la chica y de una vecina a la que la menor recurrió en busca de ayuda para su madre, le tomó declaración a Monjes y lo dejó en libertad.
El único argumento que expresa el magistrado, según publicó Infobae,  tiene que ver con dos declaraciones testimoniales: el de la vecina que llegó primero al lugar y la médica que atendió a la víctima apenas ingresó al hospital: “La vecina  declaró que la Sra. Miranda le dijo ‘yo le avisé que lo iba a hacer’ y ‘no me imaginé que iba a hacer tanto’ como dando a entender que como ella se iba a hacer tanto daño. Además, la médica que la asistiera en el Hospital de Escobar certificó que las lesiones fueron ‘autoinflingidas, con fuego directo, utilizando alcohol como acelerante’ según lo refiriera la propia paciente; señalando ello también el médico que la asistiera”, indicó el documento.
Las posibilidades de Yanina de sobrevivir eran pocas, y estaba en terapia intensiva del hospital Zonal Enrique Erill gravemente herida por quemaduras, en un confuso episodio que aún la Justicia no logra esclarecer.
La mujer murió en las últimas horas y, su familia, al igual que la fiscalía que lleva adelante la investigación, pidieron la detención de su concubino como principal acusado.
Policías de la comisaría 1ra. de Escobar fueron hasta la vivienda tras un llamado al 911 en el que se alertó sobre una pelea de pareja.
Al arribar, los policías constataron que Yanina había resultado gravemente herida, por lo que fue trasladada al hospital zonal donde los médicos confirmaron que presentaba quemaduras en el 45 por ciento del cuerpo, en especial su cuello, la cara, el torso y los brazos. Falleció el sábado.
En un principio, la Policía aprehendió al concubino de la víctima, identificado como Juan Carlos Monjes (29), por “tentativa de homicidio”. El fiscal Christian Fabio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Violencia de Género, Abuso Sexual y Delitos Intrafamiliares de Escobar, pidió que la aprehensión se convirtiera en detención, pero el juez Luciano Marino lo denegó por falta de pruebas y el sospechoso fue excarcelado.
Los pesquisas tuvieron en cuenta el testimonio de la hija de 15 años de la víctima, quien al momento de la pelea estaba en su habitación y escuchó un “fogonazo”. Otros familiares de Yanina aseguraron que ella sufría violencia de género por parte de su concubino pero nunca llegó a denunciarlo por “miedo”.
En tanto, el fiscal Fabio buscaba ayer nuevos elementos para insistir con el pedido de detención de Monjes pero por el delito de “homicidio agravado”. Esperaba el resultado preliminar de la autopsia y ordenó realizar una autopsia psicológica para determinar el contexto en el que ocurrió su muerte. La víctima tenía una hija de 6 años en común con Monjes.

Comenta esta noticia!