Alemania: Un perro viajó 20 kilómetros atorado en la parrilla de un auto

Su dueña no sabía dónde estaba, denunció su desaparición y después de varias horas lo encontró atascado en el vehículo. Quiso morder a los bomberos.
El schnauzer Tero, de 13 años, sobrevivió unas 10 horas a la intemperie atascado en la parrilla del auto de una mujer que lo atropelló el martes de esta semana en la localidad de Seevetal, Baja Sajonia, en el norte de Alemania.

La mujer, de 59 años, manejó unos 25 kilómetros hasta Hamburgo tras llevarse puesto al perro, y luego se metió en su oficina sin notar que el animal estaba atascado en la parrilla porque todavía estaba muy oscuro, informó el sitio Zeit.

Tero pasó todo el día frente a las bajas temperaturas que ya se sienten en esas latitudes, mientras su dueña, una mujer de 40 años, denunció su desaparición de Bullenhausen, una localidad a unos 15 kilómetros de donde fue el accidente.

La dueña pudo aportar datos como que su perro había sido arrollado por un auto cuya patente no había visto, pero nada se supo del animal hasta que lo notaron.

Por suerte para Tero, la mujer que lo atropelló eventualmente lo vio y llamó a los bomberos. El pobre perro intentó morder a los rescatistas cuando trataban de liberarlo, pero estuvo muy agradecido cuando por fin lo lograron.

 

Comenta esta noticia!