Confirmaron la condena a 27 años de prisión para el hombre que mató y descuartizó a una argentina en Madrid

Fue apodado “el descuartizador de Majadahonda” tras el asesinato que salió a la luz en 2015. Creen que asesinó del mismo modo a su tía años atrás.
El Supremo Tribunal de Madrid, en España, confirmó este jueves la condena a 27 años de prisión para Bruno Hernández Vega, “el descuartizador de Majadahonda”, quien fue encontrado culpable por el asesinato de su inquilina argentina en 2015.

Hernández Vega, de 34 años, fue arrestado en abril de 2015 después de que las autoridades descubrieran restos de su inquilina, la argentina Adriana Beatriz Gioiosia, de 54, y de su tía, Liria Hernández Hernández.

El hombre vivía el la casa de su tía en Majadahonda, Madrid, tras haber asesinado a la mujer en algún momento entre 2010 y 2015, tras lo cual falsificó su firma y se quedó con su propiedad. Habría otras dos víctimas.

A esa casa entró Gioiosia como inquilina. Los vecinos de Hernández Vega afirmaron que el hombre hacía ritos satánicos adentro del inmueble (desde sacrificios de animales hasta encender fuego).

La defensa de Hernández Vega afirmó que el hombre sufre esquizofrenia y que tiene delirios místicos, o más bien satánicos, pero la Sala del Supremo que resolvió que tiene una “limitación leve de las facultades mentales”.

Los especialistas señalaron que “en todos los delirios el nivel de conciencia, la inteligencia y la memoria no aparecen alterados” en el caso de Hernández Vega. Por lo tanto es responsable de sus actos.

Hernández Vega fue condenado a 27 años, tres meses y un día de prisión el 23 de octubre de 2017, después de que se comprobó no solo el asesinato de Gioiosia, cuyo cuerpo fue picado en el sótano de la casa, sino también la maniobra para quedase con el inmueble.

Comenta esta noticia!