Las posibles salidas al mar que le quedan a Bolivia

Las chances son por Perú hacia el Pacífico o por Paraguay, Brasil, Uruguay y Argentina hacia el Atlántico. Ninguna de ellas son “soberanas”.

El Puerto de Ilo, en Perú.

 

Este lunes, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) falló a favor de Chile en el litigio entablado por Bolivia para reclamar de ese país una salida al mar.

 

La CIJ desestimó la petición boliviana y concluyó que Chile no está obligado “jurídicamente a negociar un acceso soberano al Océano Pacífico para el Estado plurinacional de Bolivia”.

 

Pero Bolivia tiene otras opciones que no están ligadas a Chile para lograr acceso al mar.

 

​A lo largo de las últimas décadas fueron exploradas e incluso avanzadasal menos tres opciones para que Bolivia recupere una salida al mar.

El presidente de Bolivia, Evo Molares en las escalinatas de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que rechazó este lunes por 12 votos a favor y 3 en contra que Chile estuviera obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico (EFE).

El presidente de Bolivia, Evo Molares en las escalinatas de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que rechazó este lunes por 12 votos a favor y 3 en contra que Chile estuviera obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico (EFE).

 

Las mismas son poco conocidas en el continente e incluso por los bolivianos, muy posiblemente por el frecuente reclamo de los gobiernos de La Paz a los de Santiago desde hace más de 100 años.

 

En 1992, el presidente boliviano Jaime Paz Zamora, y su homólogo peruano Alberto Fujimori firmaron un acuerdo en el que Perú le cedió, por 99 años, cinco kilómetros de costa a Bolivia, en un espacio que denominaron Boliviamar, cerca del puerto de Ilo, y que no ha sido aprovechado hasta la fecha.

 

En aquella ocasión, los presidentes de ambos países, Jaime Paz Zamora y Alberto Fujimori, llegaron a caminar unos pasos sobre las aguas de esa costa.

 

La otra alternativa está en aprovechar Puerto Busch (en el departamento de Santa Cruz, sudeste de Bolivia), que se encuentra en la frontera con Paraguay, país con el cual Bolivia firmó un tratado en 1937 para tener salida al Atlántico.

 

El objetivo sería que las embarcaciones bolivianas hagan uso de las mismas vías que utiliza Paraguay, el otro país sudamericano que no tiene salida al mar, a través de ríos paraguayos, para acceder al océano.

Puerto Busch, otra de las posibles salidas al mar de Bolivia.

Puerto Busch, otra de las posibles salidas al mar de Bolivia.

 

Las embarcaciones bolivianas pueden alcanzar agua de mar partiendo desde sus propios muelles y, tras cruzar un río paraguayo, desembocar en el Océano.

 

Tanto el gobierno actual como las cámaras de empresarios privados han manifestado su interés en potenciar Puerto Busch, pero los avances son lentos y no existen acuerdos y cronogramas de trabajo entre Estado y privados.

Los chilenos celebraron tras conocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya (dpa).

Los chilenos celebraron tras conocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya (dpa).

 

Estos muelles bolivianos se encuentran en una zona estratégica porque Bolivia se dispone a explotar minerales y ampliar sus servicios ferroviarios, por ello los expertos señalan que se tiene que impulsar el crecimiento de Puerto Busch.

 

En ese mismo orden, Bolivia ha firmado tratados con Uruguay, Brasil y Argentina, para instalar zonas francas y tener facilidades en diferentes puertos.

Los bolivianos se entristecieron con el pronunciamiento de la Corte internacional de Justicia (EFE).

Los bolivianos se entristecieron con el pronunciamiento de la Corte internacional de Justicia (EFE).

Una de las explicaciones brindadas por los bolivianos de este pobre aprovechamiento de los puertos ofrecidos por estos tres países son las distancias que deben transitar las mercaderías bolivianas hasta allí.

 

Sin embargo, estas opciones sólo servirían para disminuir la dependencia comercial boliviana con respecto a los puertos chilenos de Iquique y Arica, por donde Bolivia ingresa y despacha la mayor parte de su mercadería, y no para obtener un mar “soberano”, como lo ha expresado el mandatario boliviano.

 

 

BBC

Comenta esta noticia!