Dictarán talleres gastronómicos en El Impenetrable

En el marco del programa Identidad de los Pueblos, desarrollado por la Agencia de Cooperación para el Desarrollo ACERCA, en conjunto con el Gobierno provincial a través del Instituto de Cultura, este 1, 2 y 3 de octubre se llevará adelante la segunda parte de los talleres teórico-prácticos “Sabores de El Impenetrable”.

Los mismos serán dictados por la cocinera castellense Alina Ruiz, buscando reinstalar la valoración de los productos de la gastronomía típica y representativa de esa zona, con fines turísticos.

La primera parte de la actividad se realizó los primeros días de septiembre en La Armonía, Nueva Población y Misión Nueva Pompeya, donde se dictaron talleres teóricos en los cuales Ruiz y los asistentes pudieron compartir conocimientos y comenzar a trabajar sobre la puesta en valor de las recetas y productos del monte, recuperando saberes, consumos y tradiciones, ya conocidos, pero no vigentes.

En los talleres también se dio especial importancia al trabajo sobre la calidad de los servicios gastronómicos, necesarios para recibir a los turistas que llegan al lugar y buscan consumir alimentos típicos. En este sentido, se enfatizó en la conveniencia de aprovechar los productos de la zona, especialmente las cucurbitáceas (melones, sandías, zapallo); carnes de chivo; charque y algarroba, los cuales despiertan el interés de los visitantes, y que a futuro, mediante capacitación, pueden presentarse en platos elaborados.

PRÁCTICA

La continuación del taller se dará los días 1, 2 y 3 de octubre en La Armonía, Nueva Población, Misión Nueva Pompeya y Miraflores. En esta ocasión, los participantes cocinarán mostrando sus conocimientos y se trabajará en conjunto en la presentación de los platos.

Consultada por la actividad, Ruiz explicó: “Fui invitada por ACERCA para compartir mis conocimientos con la gente de El Impenetrable. Lo que queremos hacer es llevar formas de ver la cocina desde un lugar enfocado en el turista. Pretendemos darle valor agregado a las recetas que ya conocen, darles herramientas para que sepan recibir y ser buenos anfitriones, sabiendo que quienes llegan, lo hacen en búsqueda de esos sabores y saberes, que ellos ya tienen y deben mostrarlos”.