Estados Unidos calificó a Irán como el principal estado patrocinador del terrorismo en el mundo

Un informe anual del Departamento de Estado de EEUU acusó al régimen persa y sus aliados de fomentar violencia en Afganistán, Bahréin, Irak, Líbano y Yemen. “Utilizó a la Guardia Revolucionaria para brindar apoyo a organizaciones terroristas y crear inestabilidad en el Medio Oriente”, señala el texto.

Hassan Rohani y Donald Trump

 

Estados Unidos nombró de nuevo a Irán como el principal estado patrocinador de terrorismo en el mundo, acusándole de intensificar numerosos conflictos y tratar de debilitar gobiernos en el Oriente Medio.

El reporte anual del Departamento de Estado sobre el terrorismo global, dado a conocer el miércoles, dice que Irán y sus aliados son responsables de fomentar violencia en Afganistán, Bahréin, Irak, Líbano y Yemen.

El reporte añade que combatientes iraníes y milicias respaldados por Teherán, como Hezbollah en Líbano, han emergido envalentonadas de la guerra en Siria y con mayor experiencia de combate que buscarán usar en otras partes.

Por otro lado, el documento reporta un descenso de 24% en los ataques en todo el mundo entre el 2016 y el 2017. Eso se debió principalmente a una baja considerable en los ataques en Irak, donde el Estado Islámico ha sido mayormente desalojado.

Este informe llega en un momento en que el gobierno de Trump está endureciendo su postura contra Irán. El presidente de EEUU se retiró del histórico Acuerdo Nuclear a principios de este año y comenzó a imponer sanciones al régimen de Hasan Rohani.

“Irán usa el terrorismo como una herramienta de Estado, no tiene reservas sobre el uso de esa herramienta en ningún continente”, dijo el embajador Nathan Sales, coordinador de contraterrorismo del Departamento de Estado. Citó las redes de recaudación de fondos vinculadas a Irán en África Occidental, el contrabando de armas en América del Sur y la actividad operativa en Europa.

El informe citó específicamente las actividades del general iraní Qassem Suleimani, el poderoso comandante de la Guardia Revolucionaria que también ayudó a organizar las milicias iraquíes contra el grupo ISIS.

Irán usó a la Guardia Revolucionaria “para brindar apoyo a las organizaciones terroristas, proporcionar cobertura para las operaciones encubiertas asociadas y crear inestabilidad en el Medio Oriente”, dijo el informe.

Guardia Revolucionaria iraní

Guardia Revolucionaria iraní

A pesar del descenso de atentados entre 2016 y 2017, el informe describió el panorama terrorista como “más complejo” y dijo que la amenaza terrorista a los EEUU y sus aliados en todo el mundo había “evolucionado”.

Como ISIS perdió territorio, el grupo se dispersó y se volvió “clandestino, recurriendo a internet para inspirar ataques de seguidores distantes”, lo que ha hecho que “sea menos susceptible a la acción militar convencional”, según el informe.

El informe indica que ISIS y los grupos que le prometieron lealtad llevaron a cabo ataques en más de 20 países en todo el mundo en 2017.

También en 2017, Al Qaeda amplió silenciosamente su membresía y operaciones, con una red global que incluye fuerzas en Siria, el Golfo, África del Norte, Somalia y la India, además de las fuerzas principales en Afganistán y Pakistán.

“En gran medida han permanecido fuera de los titulares en los últimos años -dijo Sales el miércoles-, pero no debemos confundir un período de relativa tranquilidad con el abandono de Al Qaeda de sus capacidades o sus intenciones de golpearnos a nosotros o a nuestros aliados”.

La investigación destacó también un atentado con camión en Mogadishu en octubre de 2017 llevado a cabo por el grupo extremista Al Shabab vinculado con Al Qaeda que mató a cientos de personas en “el ataque terrorista más mortífero en la historia de Somalia”.

El informe indica que los ataques terroristas tuvieron lugar en 100 países en 2017, pero se concentraron geográficamente, con un 59% de todos los ataques en solo cinco países: Afganistán, India, Iraq, Pakistán y Filipinas.

Con información de AP

Comenta esta noticia!