Propóleo: El histórico antibiótico natural

El propóleo tiene una larga historia de uso medicinal, que data de 350 AC, la época de Aristóteles. Los griegos han utilizado el propóleos para los abscesos; los asirios lo han utilizado para curar heridas y tumores; y los egipcios lo han utilizado para la momificación. En la actualidad, todavía tiene muchos usos medicinales, veamos cuales son.

El propòleo tiene una composición química compleja, entre los que destacan los bioflavonoides, responsables de su acción antibiótica. Antes de descubrirse la penicilina, los pueblos antiguos utilizaban el propòleo como poderoso antibiótico para curar heridas y evitar que se infectasen bajo la acción de microorganismos

El propóleo posee un amplio espectro de propiedades biológicas y farmacológicas, por lo que es un producto con notable inters para la medicina y la industria farmaceutica. Algunos componentes del propóleo muestran efectos antimicrobianos, antifúngicos, antivirales, antiprotozoarios, inmunoestimulantes, antiinflamatorios, anestésicos, hepatoprotectores, carcinoestáticos y de regeneración tisular.

¿Cómo usar el propóleo y cómo conservarlo?

– La mejor forma de utilizar el propóleo es en forma de extracto o tintura.

– La dosis, debe seguir la prescripción médica o la recomendada en el prospecto del producto.

– En las afecciones internas, es mejor ingerido con agua o miel. Para el uso en afecciones de la piel, aplícalo de forma externa, directamente.

– Debe conservarse en recipiente de vidrio oscuro que lo proteja de la luz; ya se conserva mucho mejor con temperaturas frescas.

Precauciones y contraindicaciones del propòleo:

– El propóleo debe utilizarse durante períodos concretos, y nunca de forma continuada.

– Algunas personas pueden ser alérgicas al propóleo, por ello, conviene tomar pequeñas dosis de prueba o utilizar unas gotas sobre la piel para observar la reacción del cuerpo.

– El uso del propóleo en embarazadas y lactantes debe seguirse exclusivamente por prescripción médica.

– El propóleo está desaconsejado en caso de asma alérgico, ya que puede empeorar y agravar los síntomas.

Se han sometido a prueba sus usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia requieren mas investigaciones; Por lo que su indicación las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus, Wikipedia y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – Medicina Integrativa