Las bacterias Intestinales, ¿enemigas o aliadas?

Todo nuestro cuerpo (piel, uñas, cabello, e intestinos) está cubierta por miles de millones de microorganismos que conforman un verdadero ecosistema llamado microbiota. Se ha visto que nuestro estado de salud actual es resultado de la relación con esos microorganismos, que se establece desde el día de nuestro nacimiento. ¿cómo es posible esto?

Ya los egipcios decían la muerte llega desde el colon. Allí viven la mayoría de tus microbios o flora intestinal, y estos huéspedes, pueden ser los responsables de tu muerte.

Todo ser viviente convive con microorganismos, en un equilibrio muy complejo. Cuando ese equilibrio se rompe, pueden aparecer problemas de salud, como: obesidad, asma, diabetes, alergias, eczemas, enfermedades autoinmunes y varios tipos de cáncer; Además de alteraciones psicológicas y mentales. El empobrecimiento o desequilibrio microbiano favorece el estreñimiento crónico, el nerviosismo, el insomnio, el cansancio, migrañas, fibromialgia, y déficits de minerales.

Si tenemos el intestino mal cuidado, entonces los gérmenes oportunistas (Candida o Clostridiume), que puedan estar contaminando los alimentos mal digeridos o poco masticados y/o atascados por materia fecal, pueden proliferar y generar un ambiente propicio para la enfermedad.

¿Qué función cumplen esos microrganismos intestinales?

Los gérmenes son responsables de tu felicidad. Fabrican el 95% de la serotonina y dopamina (hormonas de la felicidad). Ciertas sustancias producidas por ellos pueden comunicarse con el cerebro y afectar al apetito o la saciedad, y con ello, también tu estado de ánimo e incluso son capaces de alterar enfermedades neurológicas.

También fermentan materiales (fibra alimentaria) que nuestro cuerpo no puede digerir y a cambio, nos dan energía, en forma de ácidos grasos que nutren las células del intestino.

Las proteínas también llegan al colon, donde la flora microbiana genera metabolitos nitrogenados (desechos tóxicos).

En cuanto a las grasas, las bacterias producen compuestos saludables como el omega 3; También digieren polifenoles (frutas y verduras) con efectos antioxidantes, etc. Otras bacterias como Lactobacillus, pueden crear vitaminas, como la K o la mayoría de las del complejo B.

El tema es extenso, pero sepamos que las bacterias han estado en este mundo antes que nosotros y talvez seguirán estando después, debemos convivir equilibradamente con ellas para conservar la salud.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus New England Journal of Medicine, y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G.- M.P. 5812 – Medicina Integrativa