Un combo de leyes en una sesión legislativa concisa y eficiente

Casi sin debate, a menos por un par de proyectos como el caso de la producción de biocombustibles, el Parlamento chaqueño sancionó por unanimidad la ley 2874-A, a través de la cual prorrogó por dos años la Emergencia Habitacional en el Chaco. Una normativa que promueve la regularización dominial asentamientos en tierras del Estado nacional, provincial y municipal, declarados de interés público y sujetos a expropiación y a urbanización.

Posteriormente, abordaron el proyecto que establece que todo vuelto menor a $5, que no pueda devolverse, será a favor del consumidor. La ley de autoría del diputado justicialista Héctor Vega, fue sancionada por 18 votos a favor, y las abstenciones de la diputada Nadia García Amud (EVOJUS-PJ) y de la radical del interbloque Cambiemos Irene Dumrauf.

Le continuó la intervención del también justicialista Juan Manuel Pedrini, con la ley que instituyó el día 9 de agosto, de cada año, como el “’Día del Diálogo Interreligioso”. Explicó en el Recinto que la fecha recuerda la firma entre altos representantes de tres religiones monoteístas: católica, judía y musulmana, de la histórica declaración contra el fundamentalismo y terrorismo, en la ciudad de Buenos Aires, condenando esos flagelos.

Recorrió conceptos de dicha proclamación y apeló a que ese diálogo de aquel 9 de agosto los inspire “a superar grandes y pequeñas diferencias que generan desencuentros, ofensas y desunión. Otras provincias argentinas ya instituyeron al 9 de Agosto como día del Diálogo interreligioso entre ellas la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Desde el Partido Obrero, el diputado Aurelio Díaz, aseguró que “las religiones son la expresión de sometimiento a los pueblos, que el capital utiliza a las religiones para someter y esclavizar a los pueblos por eso nuestro voto en contra de este proyecto”.

Biocombustibles: fuertes argumentos en favor y en contra

El proyecto del Ejecutivo, sancionado con 25 votos a favor y uno por la permanencia en cartera del diputado Díaz (PO), se basó en la adhesión del Chaco a la Ley Nacional N° 26.093, que establece el Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentable de Biocombustibles. La cual declara de interés provincial la producción, la inversión en investigación y desarrollo, el procesamiento y uso sustentable de biocombustibles.

Al Recinto la llevó el jefe de la bancada justicialista, diputado Hugo Sager,quien defendió la generación de “condiciones” para dotar a la materia prima de valor agregado y por ende la generación de puestos de trabajo. Habló también de responder con la normativa a una necesidad de quienes producen biodisel en sus propias chacras. “Planteamos que desde nuestra a provincia se produzca el bioetanol, biodiesel, biogas, y se incorporen como matriz energética” sostuvo.

Coincidió en la orientación de la normativa, el diputado del PO, Aurelio Díaz. “Podemos ver que en el Chaco vienen 30 mil litros de alcohol a la planta de YPF en Vilelas, pero planteamos que vaya a cartera por las excepciones impositivas”, dijo y aseguró: “Hoy lo hacen los pequeños productores, pero mañana ya no van a ser pequeños productores, por lo que planteamos la vuelta a cartera para discutir este punto”.

Desde el interbloque Cambiemos, Livio Gutiérrez, celebró casi con ironía que luego de 12 años se sancione la ley. Rescató que no solo beneficiará a los productores y contó que “hay un grupo de empresarios grandes que van a generar mano de obra, sobre todo en Pampa del Infierno con una propuesta de 1 millón de dólares” y reparó en que “el Chaco necesita tener valor agregado en origen” señaló e insistió “demoramos como provincia en adherir, pero en todo lo que signifique promover empresas, generar empleo van a tener el acompañamiento de nuestro bloque”.

Nuevamente desde el justicialismo, el diputado Pedrini cuestionó y fue contundente, aunque adelantó, antes de sentar postura, su acompañamiento a la adhesión. “Me parece una barbarie que con tanta hambre en el mundo se utilicen los granos para producir combustible. El alimento es insustituible. Por lo único que voy a votar es por la generación de empleo. Pero desde el punto de la justicia distributiva es un disparate utilizar los alimentos para hacer funcionar los autos y las maquinarias”.

Su par de bloque Liliana Spoljaric, coincidió con su par preopinante Pedrini pero también se volcó por la cuestión del empleo genuino “que hace falta en nuestra provincia”.

Comenta esta noticia!