Era militante feminista y ahora está en contra del aborto

Sara Winter reveló 3 cómo fue su radical cambio. “Estuve cinco años en el movimiento y nunca vi a una feminista ayudar con sus propias manos a una mujer embarazada desesperada”, señaló

En el marco del debate en el Senado por el proyecto de ley de despenalización del aborto, la brasileña Sara Winter, que era una ferviente militante feminista y ahora se declara pro-vida, fue invitada al país para contar su experiencia.

La mujer contó que estuvo cinco años al frente del movimiento y subrayó que nunca vio a una de sus integrantes “hacer algo con sus propias manos” para ayudar a una mujer “desesperada” que piensa en acudir a la interrupción del embarazo.

“Yo era feminista, hacía protestas. La principal lucha es matar hijos en el vientre de sus madres. No creo ser ultra anti-feminista, sólo que no me gusta su ideología y su modo de vivir. Prefiero vivir más tranquila: tengo un hijo, quiero tener más, casarme con un hombre y tener familia”, sostuvo.

“Yo conocí muchas personas dentro del movimiento feminista, muchas líderes y coordinadoras, y la verdad es que hay muchas corrientes ideológicas diferentes dentro del movimiento. Si no quieres aceptar un tipo de imposición que hacen a las que somos más chiquitas dentro del movimiento, van a ejercer tanta presión que van a obligar a luchar por algo que no creemos”, agregó.

En ese sentido, cuestionó que quien quiera formar parte del movimiento debe estar de acuerdo “con un globalismo en general” y seguir una agenda completa, “como estar a favor de la ideología de género, la legalización de las drogas y del aborto”.

“El problema no es solo la despenalización o la legalización del aborto. El problema es que la vida no es relativa; la vida de todas las personas importa. Hoy soy totalmente en contra de la legalización del aborto”, añadió.

Sara también indicó que no comulga con la idea “de encarcelar a una mujer que está embarazada, desesperada y comete un aborto”, y apuntó: “Como cristianos, ya que soy cristiana, debemos amarlas, ayudarlas y acogerlas. Estuve cinco años en el movimiento feminista y nunca vi a una feminista hacer una cosa con sus propias manos para ayudar, amar y cuidar a una mujer desesperada. Somos pro-mujer. Amamos a la mujer y ayudarlas”.

Asimismo, criticó al presidente argentino, Mauricio Macri, a quien tildó de “cobarde” por promover el debate. “Dijo durante la campaña que ni siquiera estaba esa posibilidad”, cuestionó.

//Cadena 3

Comenta esta noticia!