Mariela Wetzel: “queremos una ley nacional de equinoterapia que regule la actividad y que la obra social cubra a los pacientes”

En diálogo con Chaco en Línea Radio la licenciada en kinesiología, Mariela Wetzel, explicó que la provincia tiene una ley que reglamenta la zooterapia y la equinoterapia como formas alternativas de tratamiento. Sin embargo, es necesario un marco legal nacional que regule a estos centros de actividad terapéutica de rehabilitación para personas con discapacidad y que incluya a las prestaciones médicas obligatorias.

 

La representante de la fundación San Jorge, Mariela Wetzel, celebró que el diputado Luis Obeid promueva la iniciativa de la Ley Nacional de Equinoterapia para que esta actividad terapéutica de habilitación y rehabilitación para personas con discapacidad pueda entrar a las prestaciones médicas obligatorias.

“En el Chaco desde hace diez años se realiza equinoterapia y existen ocho centros que la practican en toda la provincia”, comentó la kinesióloga y agregó que: “Tener una Ley de Equinoterapia implicaría tener un ente regulador que ponga en condiciones a todas estas instituciones que, entre otros puntos, incluye tener especialistas en salud animal y educación, en tener la seguridad del espacio y de cada paciente que asistirá al lugar”.

 

“Chaco ya tiene una ley provincial con participación de la cartera sanitaria que reglamenta la zooterapia y equinoterapia como formas alternativas de tratamiento; y ahora queremos lograr una ley nacional que pueda regular la actividad y que resguarde a los pacientes para que la obra social los cubra como cualquier otra terapia”,  explicó la profesional.

Wetzel comentó que la fundación San Jorge, que funciona en Puerto Tirol, tienen “alrededor de 200 pacientes de todas las edades y con todas las patologías y síndromes”, y aseguró que “la equinoterapia es una terapia muy completa que ayuda a fortalecer la autonomía y la confianza en sí mismos de nuestros pacientes”.

 

La kinesióloga remarcó que “el contacto del paciente con el caballo es una constante estimulación neuromotriz”, y reiteró que, sumado al maravilloso temperamento del animal, “el hecho de realizar la terapia al aire libre es lo que marca la diferencia del tratamiento”.

Comenta esta noticia!