Problemas con el abastecimiento de combustibles en las estaciones de servicio

Las principales estaciones de servicio del país y de la provincia tienen inconvenientes con el abastecimiento de combustibles que podrían estar relacionados a especulaciones.

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco (CECACH), Oscar Gaona, aseguró a Diario TAG que las estaciones YPF, Shell y Axion tienen problemas y las de “bandera blanca” están desabastecidas “en lo que respecta al gasoil”.

Si bien Gaona no confirmó ni desmintió, trascendidos a nivel nacional aseguran que el problema se debe a especulaciones con la nueva suba de precios, que se aplicaría desde julio.

“No es normal el abastecimiento en las estaciones de servicio en Resistencia y en la provincia de Chaco en lo que respecta al gasoil”, afirmó y explicó que las petroleras “están entregando un 30 o un 40% de lo que entregan habitualmente” en las estaciones de bandera.

Sin embargo aseguró que no restringen la carga de combustibles a sus clientes: “Las estaciones no están teniendo límites, están teniendo problemas en poder comprar o conseguir el producto”.

“Lo que está ocurriendo es que muchas estaciones están atendiendo a sus clientes habituales y no están recibiendo a quienes eran habituales de otras estaciones para no quedarse sin producto para los clientes propios”.

En cambio, reveló el presidente de la CECACH, las estaciones de “bandera blanca” están directamente desabastecidas debido a que “las petroleras están aplicando restricciones al sector mayorista, que provee combustibles a las estaciones blancas”.

 

PARO DE CAMIONEROS Y DESFASAJE DE PRECIOS
A este problema se suma el paro nacional de actividades anunciado para este jueves por el Sindicato de Camioneros, en medio del conflicto salarial que mantiene con el sector empresario.

Por otro lado, los integrantes de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), según informó NA, se reunirán tras reconocer que hay estaciones con problemas en el abastecimiento de combustibles.

Esta situación comenzó a agravarse debido al desfasaje entre los precios internos de los combustibles y los costos de producción e importación por la suba en el precio internacional del crudo y la devaluación del peso, que ya alcanzó el 40% en lo que va de 2018.

Comenta esta noticia!