Como invitado especial, Macri llegó a Canadá para participar de la cumbre del G-7

El presidente Mauricio Macri aterrizó esta mañana en Canadá, donde deliberan los líderes mundiales que participan de la Cumbre del G-7 y tiene previsto reunirse con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, la canciller alemana Ángela Merkel, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, la consejera del Banco Mundial Kristalina Georgieva y el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

El presidente argentino llegó para la segunda y última jornada de la cumbre como invitado especial del anfitrión, Justin Trudeau, quien preside interinamente el G-7 y libra una contienda retórica con el norteamericano Donald Trump por el comercio entre ambos países, que en un sólo día mueven el equivalente a lo que Argentina comercia en un año con Canadá. Trump adelantó su partida y frustró la posibilidad de un encuentro con Macri.

Esta es la primera vez que un presidente argentino es invitado a la Cumbre del G-7 y se debe, en gran medida, a que la Argentina asumió este año la presidencia del Grupo de los 20. La cumbre de líderes del G-20 será a fines de noviembre en la ciudad de Buenos Aires.

Tras la coraza financiera del FMI, la preocupación central del Gobierno es controlar los daños sobre la economía real, es decir, el nivel de actividad. En ese sentido es donde el macrismo considera que el respaldo de “la mesa chica del poder mundial”, como en la Casa Rosada llaman al G-7, contribuye a evitar un enfriamiento de las inversiones, luego de que la crisis financiera pusiera en alerta al mundo económico.

Por la tarde, Macri y Trudeau encabezarán una conferencia de prensa y luego compartirán un encuentro.

#Macri

Comenta esta noticia!