Brasil: una medida reaviva la esperanza de Lula de quedar libre

La Segunda Sala de la Corte quitó a los fiscales del Lava Jato las investigaciones por corrupción sobre una quinta y un terreno
Al cumplirse 20 días desde su detención para cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción, una decisión de la Corte Suprema brasileña reavivó en las últimas horas la esperanza de Luiz Inacio Lula da Silva de quedar libre pronto.

Por tres votos a favor y dos en contra, la Segunda Sala del Supremo Tribunal Federal (STF) decidió quitar de las manos de los fiscales de la operación Lava Jato, en Curitiba, las investigaciones sobre Lula derivadas del acuerdo de delación premiada que exejecutivos de la compañía Odebrecht firmaron con la Procuraduría General de la República a fines de 2016. En concreto, se trata de dos causas sobre presuntos sobornos en especie al expresidente que habría adquirido así una quinta en la localidad paulista de Atibaia, y un terreno para la nueva sede del Instituto Lula, en San Pablo.

Según los tres jueces del STF que votaron por transferir esas investigaciones a la Justicia en San Pablo -Gilmar Mendes, José Antonio Dias Toffoli y Ricardo Lewandowski-, los trechos de la delación de Odebrecht que se refieren a Lula nada tienen que ver con el petrolão, el escándalo de coimas y desvío de dinero que tuvo como eje a la estatal Petrobras, que ha estado bajo la lupa de los fiscales del Lava Jato y del juez federal Sergio Moro. En cambio, los magistrados Edson Fachin y Celso de Mello se expresaron en contra.

Moro fue quien condenó a Lula a prisión por corrupción y lavado de dinero en el caso de un tríplex que el expresidente había recibido de la constructora OAS a cambio de garantizarle a la empresa contratos con Petrobras durante su gobierno (2003-2010). Las causas de la quinta de Atibaia y del terreno del Instituto Lula ya estaban iniciadas en Curitiba hace más de dos años -a base de pruebas anteriores a la delación de Odebrecht-, pero la limitación ahora impuesta por la Segunda Sala del STF podría no solo debilitarlas, sino incluso tener efectos en el caso por el que Lula ya fue condenado y cumple su pena en la superintendencia de la Policía Federal, en Curitiba.

“La decisión confirma lo que siempre fue dicho por la defensa de Lula: no hay ningún elemento concreto que pueda justificar la competencia del 13er Tribunal Federal Criminal de Curitiba en los procesos que involucran al exmandatario. Esta decisión de la Corte debe hacer cesar de una vez por todas el juicio de excepción creado para Lula en Curitiba, y que las acciones que ahí tramitan pasen a San Pablo”, apuntó el abogado de Lula, Cristiano Martins.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la senadora Gleisi Hoffmann, fue más allá: “Creemos que esto puede abrir el camino para anular todos los procesos”, dijo en referencia a la apelación que se realizó ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) por violación de las leyes federales en el juicio por el que Lula fue condenado ya en segunda instancia.

Por su parte, los fiscales del Ministerio Público Federal en Curitiba se quejaron del “lamentable tumulto procesal” que genera la medida y aclararon que eso no impide que Moro pida a la Justicia de San Pablo compartir las pruebas extraídas de la delación de Odebrecht y juzgar a Lula en las causas que ya tenía. En tanto, la Procuraduría General de la República indicó que estudia apelar la decisión de la Segunda Sala del STF al plenario de la Corte.

Las movidas jurídicas de las últimas horas llevaron a varios analistas a creer que hay en curso una negociación para liberar a Lula pronto, a cambio de que el expresidente abandone la idea de presentarse como candidato en las elecciones de octubre, para las cuales sería el favorito. El propio Lula apuntó en esa dirección en una carta a la dirigencia del PT el lunes, en la que les indicó que “se sientan libres de tomar cualquier decisión” sobre su candidatura.

Comenta esta noticia!