Caso Cindric: murió uno de los imputados

Hoy se conoció la información del fallecimiento de uno de los imputados por la muerte del joven Víctor Hugo Cindric, ocurrida en la localidad de Tres Isletas en septiembre del 2014.

Natalio David Struciat, alias “ El Nono”, falleció el lunes como consecuencia de una enfermedad terminal, según informaron sus familiares. Estaba imputado por el delito de “encubrimiento agravado”.

Pero la muerte de Struciat no es la única que se produce en el marco del caso Cendric, ya que apenas se había iniciado el juicio, debió postergarse por la muerte de Mario Bosch, abogado del Comité contra la Tortura y semanas más tarde, también falleció uno de los abogados defensores del policía Rito Omar Giménez.

Con estos antecedentes, familiares de los imputados calificaron al juicio como “maldito”.

Cabe recordar que por este caso, fueron llevados a juicio siete policías, cuatro de ellos condenados a prisión perpetua por “Tortura seguida de muerte”. El resto de los imputados que siguieron el proceso en libertad fueron condenados a 4 y 5 años de prisión por el delito de “encubrimiento agravado”.

La sentencia se conoció el año pasado y fue el juez Rodolfo Lineras, a cargo de la Sala Unipersonal de la Cámara Primera en lo Criminal de Sáenz Peña quien condenó a los policías. Sin embargo la sentencia no quedó firme, ya que todos los abogados fueron al recurso de Casación, solicitando la revisión de la sentencia .

La Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia, integrada por Emilia María Valle y Rolando Ignacio Toledo resolvió rebajar la calificación penal a los policías condenados por agresión contra el joven Víctor Hugo Cindric que murió el 17 de septiembre de 2014, en la Comisaría de Tres Isletas. Por esto se deberá realizar un nuevo juicio.

La sentencia Nº 230, dictada el 14 de diciembre pasado, revisó la condena de la Cámara Primera en lo Criminal de Presidencia Roque Sáenz Peña. Este tribunal había dispuesto en marzo pasado dictaminar prisión perpetua para los agentes Ernesto Catalino López, Héctor Fabián Méndez, Diego Juan Gallardo y Alfredo Fabián Dorado, por hallarlos culpables del delito de “tortura seguida de muerte”.

El fallo original condenó a los policías en actividad por ese delito por primera vez en la provincia. Luego de ser apelado, la Sala Penal del STJ definió modificar la calificación y determinó que deben fijarles una nueva condena respecto al delito de “vejaciones agravadas por el uso de violencia y con fines de venganza y homicidio preterintencional, en concurso real”. Como las penas para ese delito van de 2 a 9 años de cárcel, podrían ser liberados, ya que llevan ese tiempo detenidos.

Junto a esta condena, sentenciaron a cinco años de prisión a los agentes Rafael Toledo y Natalio Struciat, por el delito de “encubrimiento agravado”. En la revisión del STJ rebajaron la calificación a la de un simple “encubrimiento”, por el cual también debían fijarles una nueva condena.