Víctima del clan Benítez: “Me drogaban y me violaban con un destornillador”

La mujer reveló detalles de los aberrantes ataques durante su cautiverio. “Se me fue un poco la mano”, expresó uno de los acusados tras ser detenido.

Me drogaban y me violaban con un destornillador“, reveló García, quien se encuentra internada en el Hospital Penna tras escapar de la tortura que sufría en la casa de los Benítez, informó el sitio La Brújula 24.

Fuentes policiales informaron que García conoció a Fernando Benítez a través de Facebook en octubre del año pasado y que para diciembre se había mudado a vivir a su casa, ubicada en la calle Güemes al 3700.

Además de García, los Benítez tenían secuestrada a otra mujer en las mismas condiciones, identificada como Andrea Santa Cruz, de 23 años.

La joven de 18 reveló que Fernando Benítez le pegaba con un cinturón, la drogaba para obligarla a tener sexo y la violaba con un destornillador para “hacerla mujer”.

Twitear, expresó a su vez Fernando Benítez cuando fue detenido por la policía en su casa.La madre de García radicó la denuncia y confirmó que Benítez era celoso, que no le permitía a su hija tener vida social y ni siquiera dejaba que ambas se comunicaran por teléfono (tenían que hablar por altavoz desde el teléfono de él) o se visitaran.

La policía bonaerense arrestó esta madrugada a Fernando Rubén Benítez, de 26 años, a Gonzalo Leonardo Benítez, de 24, y a la madre de ambos, María Esther Llanos (65).

De hecho, ella le dijo a los oficiales que había una segunda víctima, otra joven que había sido atacada por los perros de la familia en el patio de la casa.

Los hermanos Benítez y su madre, María Esther Llanos
Los hermanos Benítez y su madre, María Esther Llanos

Los médicos constataron que las dos víctimas exhiben heridas compatibles con mordidas de un animal y sufrieron lesiones por violación.

Comenta esta noticia!