Hallaron al menos tres cuerpos calcinados en la Villa 31: creen que fue un ajuste narco

Un hombre, una mujer y un chico de no más de 10 años aparecieron muertos y quemados debajo de cartones.

El carro apareció en llamas frente a una casa de la manzana 103 de la Villa 31 de Retiro. Debajo de los cartones, una vez que los bomberos apagaron las llamas, se encontraron tres cuerpos: un hombre, una mujer y un chico de no más de 10 años.

Los investigadores policiales creen que se trató de una venganza narco.

Testigos de la escena informaron a la Policía que el carro fue empujado desde la manzana 99 a la 103 por tres hombres que responderían a César Humberto Morán de la Cruz, apodado “El Loco César”, un jefe narco peruano.

“Por el estado de los cuerpos todavía no está claro si son tres o más víctimas”, afirmaron fuentes de la fuerza. Se cree que las víctimas eran todas de la misma familia.

“Todos los cadáveres fueron remitidos, tal cual estaban, a la morgue judicial. Podría haber más niños entre los restos“, informaron desde la policía de la Ciudad.

Los vecinos denunciaron a la Unidad de Prevención Barrial que había un carro de cartonero en llamas frente a la casa número 80 de la manzana 103 este viernes a las 3 de la mañana.

Personal del SAME y los bomberos intervinieron para apagar el fuego, y luego encontraron los cuerpos calcinados cubiertos con cartones y otros elementos combustibles.

El fiscal Martín Mainardi, de la Fiscalía nacional en lo Criminal y Correccional 25, ordenó trasladar el carro y los cuerpos tal cual estaban a la morgue judicial.

Morán está cumpliendo una condena de 15 años de prisión por el asesinato de Kevin Beltrán Goicochea, un adolescente de 16 años que se negó a vender droga para él, y por la tentativa de homicidio de otro joven.