A ocho años de su muerte, Sandro no descansa en paz: cuáles son los escándalos que lo rodean

Desde que el cantante falleció, apareció una mujer que dice ser su hija, busca cobrar una herencia y mantiene una guerra judicial con Olga Garaventa, que vive en la mansión de Banfield que compartía con el músico

A las 20:40 del 4 de enero de 2010 Roberto Sánchez, popularmente conocido como Sandro, murió en Mendoza a causa de un shock séptico que se complicó por una necrosis intestino-mesentérica y una coagulopatía, según informó el parte oficial. 45 días antes, el músico que tenía 64 años, había recibido un trasplante cardiopulmonar.

A ocho años de su muerte, cada vez son menos los que hablan del cantante y lo recuerdan por los 52 discos que lanzó durante su carrera, los shows o las decenas de películas en las que trabajó como actor. Salvos las Nenas -tal como él llamaba a sus fanáticas-, que lo tienen presente en cada aniversario, los escándalos post mortem no dejan que el cantante pueda descansar en paz.

Sandro luchó durante muchos años contra un enfisema pulmonar que le diagnosticaron 12 años antes de morir. “Cuando Sandro se dio cuenta de lo mal que le hacía el cigarrillo, se puso a hacer un trabajo de rehabilitación que lo llevó a sobrevivir todos estos años”, explicaba Sergio Perrone, transplantólogo clínico y cardiólogo que integró el equipo médico que atendió al cantante en Mendoza.

Olga, su última mujer y fiel compañera

“Roberto fue muy honesto conmigo y antes de comenzar la relación me dijo que estaba en el peor de momento de su enfermedad. Yo le respondía que lo iba a acompañar hasta el fin de sus días”, contó su mujer, Olga Garaventa, sobre sus comienzo con Sandro.

 Play

Después de su muerte, la mujer brindó una entrevista en televisión en la que contó cómo fueron los últimos días de su marido: “Siempre estuvo consciente, hasta el final. Me pude despedir, lo miré y le dije ‘Roberto, decime la verdad, ¿te querés ir de gira? Si querés irte, andá’. Me sonrió y se fue. Tal vez, estaba esperando mi permiso. Le preocupaba dejarme sola“.

Después de 10 años juntos, Sandro y Olga se casaron en 2007

Después de 10 años juntos, Sandro y Olga se casaron en 2007

“Sigo vivo gracias a Olga, la leona que me tocó como mujer”, decía Sandro sobre Garaventa, con quien se casó el 13 de abril en 2007 tras 10 años de relación y quien protagonizó distintos tipos de cruces cuando Sandra Junior apareció en los medios asegurando que era hija del cantante.

Las veces que Garaventa habló públicamente, aseguró que el reclamo que Sandra Junior hacía era por dinero. Además, contó que Sandro le había dicho que “nunca tuvo hijos, porque no podía criarlos debido a su carrera” y advirtió que iban a “podían caerle muchas causas”.

Sandro y Olga Garaventa

Sandro y Olga Garaventa

Una supuesta hija que reclama el reconocimiento

Sandra Edit Junior tiene 48 años y desde los 9 que dice dice ser la hija del cantante. “Es el último paso que falta para demostrar que Sandro es mi papá. No me gusta llegar a esta instancia, pero no me queda otra alternativa”, decía la mujer en 2015 cuando, después de una larga batalla judicial, logró que exhumaran el cuerpo se hiciera un análisis de ADN.

Sin embargo, los resultaron dieron negativos, indicando que no es hija del cantante. “En 12 marcadores analizados se observó incompatibilidad genética entre las muestras rotuladas como pertenecientes a quien fuera en vida Roberto Sánchez y Borda Sandra Edith”indicó el informe.

El posteo de Sandra Junior en Facebook

El posteo de Sandra Junior en Facebook

“Le deseo todo lo mejor. Que tenga suerte y que siga buscando su paternidad. Que sea feliz, a mí me ha hecho mucho daño”, había dicho Olga Garaventa sobre Sandra Junior.

“Es un ser que no tiene alma, ni corazón. No cruzó la mirada conmigo ni una sola vez -durante la exhumación-, no me miró a la cara ni una sola vez. Ni siquiera saludó al entrar. ¿Qué vamos a decir de esta mujer?”, manifestó, en su momento, quien afirma ser hija de Sandro.

Sandra, por su parte, no baja los brazos y asegura que se modificaron los exámenes de manera tal que no considera como válido aquel resultado. “Tu bata. ..en mi piel…buscando tu aroma…éstos son mis tesoros…los que no tienen precio, lo que nunca me arrebataran. ..hay cosas que no puedo entender…cosas que sólo mi corazón puede explicar…”, escribió Sandra en su cuenta de Facebook en agosto pasado.

Buscan la nulidad de su casamiento

Cuando todo parecía estar calmo, Olga debió enfrentar un nuevo escándalo mediático después de que una amiga de Sandra Junior asegurara que su casamiento con Sandro era inválido ya que ambos habían contraído matrimonio antes de pasar por el Registro Civil de Banfield -se casaron en la mansión que compartían y que le quedó a la viuda del músico-.

Según detalló Isabela Figueroa, amiga de Sandra Junior, en Intrusos días antes de este nuevo aniversario, cuando contrajo matrimonio con Sandro, Garaventa no figuraba divorciada de Orlando Ferraudi, con quien se casó en Paraguay y con quien tuvo dos hijos.

 Play

En medio de este escándalo, Olga Garaventa se comunicó con Jorge Rial y le envió la libreta de casamiento en donde tanto ella como Sandro completaron “solteros” en el ítem de su estado civil. Según le aclaró al conductor la viuda del cantante, la jueza estaba al tanto de los matrimonios que ambos habían consumado en el exterior pero, aún así, los casó igual.

La libreta de casamiento de Roberto Sánchez y Olga Garaventa en la que consta que ambos eran solteros para la Justicia argentina

La libreta de casamiento de Roberto Sánchez y Olga Garaventa en la que consta que ambos eran solteros para la Justicia argentina

La mansión de la discordia

Banfield Village, como la bautizó Sandro, está ubicada en Berutti al 200, en las proximidades de la estación de Banfield. Con un paredón de cuatro metros de alto, la mansión en la que el músico vivió durante cuarenta años, distribuye 800 metros cuadrados cubiertos en dos plantas.

“¡Es mi casa! Mi esposo me la dejó. Hizo un testamento en el año 2005, donde me nombró heredera universal. No estoy usurpando nada”, advirtió Garaventa en una nota en la que mostró el interior del hogar que compartía con el cantante.

A pesar de los rumores de que la casa estaba en venta –incluso Cristian Castro manifestó que estaba interesado en comprarla-, la mujer aclaró que no se quiere desprender de ella. Si bien asegura que nunca la tasó, su valor ascendería a los seis millones de dólares.

En la planta baja está la cocina con comedor, el living, otro comedor, la biblioteca y un baño. Arriba están las habitaciones –tres dormitorios y dos más para las visitas-, un gimnasio y dos baños. El garage tiene espacio para siete autos y el jardín es de 1300 metros cuadrados de parque, entre los que hay una pileta.

En la mansión, se destaca un pequeño patio con una enredadera cubriendo una pared, dos sillas y una mesa con una Virgen. Sandro lo llamaba El Locutorio y allí recibía a los periodistas y a Las nenas.

(Fotos: revista Gente)

(Fotos: revista Gente)

“Siempre hay cosas que hacerle, pero se mantiene. Si no, se te viene abajo. Lo hacemos, pero con mucho sacrificio. No nadamos en dinero, pero podemos afrontar los gastos bien”, afirmó Olga, la única habitante de la mansión que le dejó Sandro.

En medio del escándalo, llega el homenaje al Gitano

Telefe, con producción de The Magic Eye, estrenará este año Sandro de América, la miniserie que contará vida y obra del cantante desde los inicios de su carrera musical, las distintas relaciones amorosas que tuvo con figuras del mundo artístico, hasta los problemas de salud que debió enfrentar.

La serie, dirigida por Adrián Cataneo, se desarrollará en 13 capítulos y estará protagonizada por Antonio Grimau, Marco Antonio Caponi y Agustín Sullivan, quienes interpretarán al famoso cantante y compositor argentino en las distintas etapas de su vida.

Muriel Santa Ana, Gastón Soffritti, Isabel Macedo, Calu Rivero, Lali Espósito, Martín Campilongo, la China Suárez, Luis Machín, Teté Coustarot, Laura Laprida y Juana Viale, entre otros, integran el elenco de la ficción.

Comenta esta noticia!