Con aumentos en todos los servicios: Así llegó diciembre

El gobierno nacional confirmó subas en las tarifas de la energía eléctrica, el gas en garrafas y los combustibles. También se incrementarían los precios de telefonía celular y fija, además de las prepagas médicas, televisión por cable e internet.

Al pie del arbolito navideño habrá este fin de año algunos regalos no deseados y que complicarán el bolsillo a gran parte de los argentinos.

Es que el gobierno nacional confirmó -en los últimos días- aumentos en todos los servicios con lo que se espera un nuevo rebote inflacionario.

Hay que tener en cuenta que el Gobierno ya incumplió la meta de contención del costo de vida y que, con todas estas subas recientemente autorizadas, diciembre podría marcar un salto fuerte para cerrar el año con una inflación arriba del 25%.

Si bien la llegada del medio aguinaldo podrá servir para paliar estos incrementos, también es cierto que millones de familias ya «deben» ese sueldo complementario a causa de las repetidas subas que se registraron a lo largo de 2017.

Pasando en limpio en cuanto a lo que se viene en diciembre, están confirmados aumentos en las tarifas de energía eléctrica y del gas en garrafa.

Estos dos ajustes (el eufemismo que utiliza el macrismo para referirse a las subas de precios) impactarán de lleno en los alicaídos bolsillos de los trabajadores chaqueños.

La boleta de luz de este mes vendrá con un incremento del orden del 25%, tal lo aprobado por el gobierno nacional en una audiencia pública reciente. Es decir que una familia que gastaba alrededor de $1.500 para afrontar este servicio vital, ahora deberá disponer de $375 más para hacer frente a la tarifa. Para peor, en febrero se viene otro aumento: en este caso del 14%, pero sobre el nuevo monto, es decir que el mismo grupo familiar que hasta noviembre pagaba $1.500, dentro de tres meses tendrá que desembolsar $2.137.

Las cosas se ponen más oscuras si se tiene en cuenta que diciembre, enero, febrero y marzo son los meses de mayor consumo en esta región puesto que el verano llega con temperaturas que superan tranquilamente los 35 ºC.

Es decir que al aumento de la tarifa en sí se le debe sumar un mayor consumo por el calor y la necesidad de climatización en los hogares.

El otro incremento sensible previsto para el último mes del año tiene que ver con el precio del gas en garrafa. Aunque por el momento no hay precisiones, sí se sabe que el gobierno de Macri autorizó subas a todo lo que tiene que ver con ese tipo de combustibles.

Demás está decir que en el Chaco el 100% de la población depende del gas envasado por lo que cualquier «corrección» en los costos impacta de lleno en la economía familiar, especialmente de los sectores más desprotegidos.

MÁS AUMENTOS EN CAMINO

En lo que hace a las naftas, en Casa Rosada analizan autorizar un aumento que quedó pendiente a causa de que se había aprobado otra suba, una de las cuatro previstas para este año.

Se trata de una situación relacionada con el precio internacional del petróleo, pero que en el Gobierno creen que no podrán contener más allá de que se sume a los demás incrementos y genere tensiones sociales por la andanada de subas de este fin de año.

En lo que respecta a las prepagas médicas, el Gobierno ya había autorizado un aumento del 6% que se cristalizará de manera inminente.

Además, se prevé que las empresas de telefonía móvil «actualicen» sus precios en el orden del 10% al 15%.

También se especula con que ahora en diciembre -o a más tardar en febrero de 2018- las prestadoras de televisión por cable o satelital incrementen sus tarifas, todo con la venia de la Casa Rosada.

Lo mismo ocurrirá con las empresas que brindan el servicio de acceso a Internet, con aumentos cercanos al 10% para diciembre.

La Voz del Chaco

Comenta esta noticia!