El Chaco no tiene conflictos de tierras aborígenes y el Idach tiene los títulos de la Reserva Grande

Walter Ferreyra, presidente del Instituto de Colonización, comentó en diálogo con radio Universidad la actualidad sobre lo que rodea la posesión de tierras de los pueblos originarios qom, mocoví y wichi.

Walter Ferreyra, presidente del Instituto de Colonización, dio detalles de la entrega de títulos de propiedad a comunidades aborígenes.
Ferreyra aseguró que no existen conflictos de tierras aborígenes actualmente: “A través del tiempo se ha ido tomando definiciones, otorgando posesión de tierras de distintas formas. Hubo una época en que la provincia entregaba títulos individuales a cada familia, después se modificó la ley y ahora todas las tierras son comunitarias. El inconveniente que surge que intentamos resolver, es que como son títulos individuales, son intransferibles por ley. No pueden ser divididos, ni subdivididos, son intransferibles”

“El problema reside es que han fallecido casi todos esos familiares que recibieron su tierra, hemos trabajado tratando alguna alternativa de legislar esa ley. Esas tierras están ocupadas por familias de pueblos originarios, lo que pasa es que no pueden ser reconocidos porque el titular ha fallecido y la ley no permite la trasferencia ni siquiera de forma hereditaria”, reconoció el funcionario.

Además, el titular de la cartera de tierras aseguró que los títulos de las tierras ya están expedidos y están en manos del Instituto del Aborigen Chaqueño (Idach). “Los títulos fueron ya fueron inscriptos en el Registro de la Propiedad. Hasta tanto cada una de las etnias no configure la forma jurídica de administrar, los títulos fueron depositados en el Idach, como ente que desde el punto de vista jurídico representa a estas comunidades. Los títulos están emitidos, vigentes, falta la figura jurídica que cada una de las etnias tienen que configurar para su administración”.

Interfluvio: El error consistió en no reubicar a los criollos

El presidente del Instituto de Colonización aseguró que luego de la experiencia de la entrega de tierras Meguesoxochi, se han reconsiderado algunos errores que se han cometido para que no sucedan en esta entrega de tierras a las comunidades aborígenes.

Esa entrega no fue a todo el pueblo qom sino a una organización de la comunidad qom. “Esa experiencia nos valió en muchos sentidos. No quisimos repetir errores de aquella oportunidad por eso se consideró la situación de las familias criollas que ocupan ese territorio en cuanto a la administración de las tierras. Nosotros aspiramos que en la administración de estas tierras, los pueblos puedan organizarse de una manera que estén representados los intereses de cada una de esas etnias”, aseguró.

También añadió que con respecto a los “recursos boscosos”, una de las cuestiones más polémicas de la administración de esas 150.000 hectáreas: “Nosotros estamos trabajando para evitar que el recurso forestal sea la manera en que estas comunidades obtengan sus recursos económico, trabajamos para que se arbitren medidas en lo que tiene que ver con buscar recursos financieros para el desarrollo de esa zona con la preservación de los bosques nativos”.

Comenta esta noticia!