Conectate con nosotros

Sociedad

Contó las experiencias de su mamá y su abuela con el ACV y generó un mensaje de concientización viral

Publicado

el

«Hace poco más de 4 años mi mamá me llamó y me dijo: Emi, vení porque creo que estoy teniendo un ACV», así comienza el hilo de Twitter del usuario @Emislianos que cuenta cómo su mamá y su abuela padecieron un accidente cerebrovascular (ACV).

El primer episodio sucedió hace cuatro años, mientras Emilio estaba cursando en la universidad. Su madre lo llamó y le pidió que la asistiera porque creía que estaba teniendo un derrame cerebral. Él corrió hasta su hogar a la vez que llamaba a la ambulancia.

Al llegar le preguntó por sus síntomas, sin embargo, la claridad de sus respuestas disminuyó en tiempo récord. «Le hice algunas preguntas, pero sus respuestas dejaron de entenderse de manera muy rápida. A los minutos llegó la ambulancia. Tenía 270/190 de TA. Ni siquiera sabía que esos valores podían existir», cuenta el usuario de Twitter.

Ya en el centro médico, su madre fue llevada al quirófano y los doctores descubrieron que estaba teniendo un ACV hemorrágico. Pero, lamentablemente, no sobrevivió. «Estuvo 4 días en shockroom y 1 en terapia. Se fue con 56 años», relata Emilio.

El hilo continúa con la historia de su abuela Pamela, que había sido diagnosticada incorrectamente con ataques de pánico. «En un lapso de 5 días tuvo unos 10 episodios. Yo hablaba con ella por teléfono y de acuerdo a lo que me describía, sus síntomas coincidían con ataques de pánico (ponele)», comenta el internauta.

En el último ataque, su abuela le comentó que una de sus manos se había quedado inmóvil. Por lo que Emilio va hasta su casa y la encuentra totalmente lúcida, aunque la falta de movilidad le parecía «sospechoso». Entonces le realizó un «mini» examen físico que tampoco lo convenció. «En menos de 10 minutos estaba llorando y diciendo: me está por pasar otra vez», continúa el relato.

Su abuela comenzó a llorar y a tratar de explicar, pero las palabras no le salían y las pocas que verbalizaba no tenían sentido. Hasta que Emilio notó que se le trataba la lengua. «Me doy cuenta de lo peor. Estaba viviendo lo mismo que viví hace 4 años atrás», narra el usuario. Esta vez, se trataba de un ACV isquémico.

Su «nonita», como la llama Emilio, con 76 años, logró resistir. Sobrevivió y solo quedó con la secuela de su mano. «Pero es un detalle menor teniendo en cuenta que el final de la historia podría haber sido otro», se alegra Emi.

El usuario termina la historia compartiendo algunos de los síntomas que puede sentir una persona que esté sufriendo un ACV: dolor fuerte en la cabeza, debilidad de un ladro del cuerpo, dificultad para entender o expresarse, falta de visión repentina parcial o completa y dificultad para caminar.

 

DIARIOCAHCO

Continue Reading
Advertisement gggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggg

Tiempo en Castelli


RADIO FAN 96.9 MHZ EN VIVO

 

Facebook

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas