Conectate con nosotros

Nacionales

Récords de dólar libre, liqui y brecha cambiaria: las consultoras no ven que se pueda revertir la tendencia

Publicado

el

Desconcierto político y económico, conflictos internos, datos fiscales y monetarios adversos, índice de confianza por el piso, dedazo de precios máximos, choque con las cámaras empresarias y amenaza de aplicación de la ley de Abastecimiento, una antigüalla de casi 50 años.

El Gobierno hizo cartón lleno si lo que buscaba era atizar aún más la cotización del dólar y las expectativas inflacionarias, coinciden los análisis de consultoras como Eco Go, LCG y Equilibra.

Este viernes el tipo de cambio blue llegó a $195, el máximo en lo que va de 2021, reeditando el tope de hace un año, pero en un contexto mucho más desafiante: el Gobierno viene de una severa derrota en las PASO y las reservas netas del BCRA son mucho más flacas, al punto que –pese a un leve repunte posterior al último reajuste del cepo cambiario, apenas rozan los USD 6.000 millones.

Como ayer señalaba Infobae, el “plan platita” (inyectar pesos electorales para intentar revertir en las legislativas el resultado de las PASO o al menos achicar diferencias), el stress de reservas, la creciente brecha cambiaria, la morosa devaluación del dólar oficial (que ya demostró que no contiene la inflación) y un acuerdo con el FMI que, pese a las apariencias que buscaron proyectar en EEUU el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, parece conceptual, política y temporalmente distante, fueron factores que llevaron el tipo de cambio blue a $195 y con ganas de seguir. “Existe el caldo de cultivo para una piña”, dijo en una entrevista Carlos Melconian, que hasta negó que Guzmán fuera un verdadero ministro de Economía y definió las medidas económicas como “un conjunto de islas”.

Riesgo-país

Así las cosas, “el riesgo país volvió a tocar máximos desde la reestructuración de la deuda y se ubicó en 1.650 puntos, 22 por encima de hace un mes, con caídas de 1% semanal en los precios de los bonos y recuperación en los de las acciones, mientras la brecha siguió en ascenso, resumió el “monitor semanal” de Eco Go.

Los dólares financieros siguieron de largo, con el con el dólar SENEBI (por “Segmento de Negociación Bilateral”, una operación de “Contado con Liquidación” pactada entre privados y fuera de pantalla) en $ 197,5, notó la consultora que encabeza Marina Dal Poggetto.

Ya con eso, la brecha con el oficial llegó a 98,8%, aunque algunos operadores señalaban dólares a más de $200 (ergo, brecha superior al 100%).

Peor aún: más allá de algún respingo diario, nadie avizora un cambio de tendencia. “La repetición a lo Sísifo de realizar una tarea sin sentido una y otra vez se parece a la historia argentina: Inflación, ignorar las causas profundas, establecer controles de precios. Es insoportable pensar que el futuro será así, pero la pregunta es si este será el último control de precios y la respuesta es que, sin un diagnóstico acertado, no lo va a ser. La inflación para el 2022 será igual o más alta que la del 2021 que rondará el 50%. No hay razones para que así no sea y hay muchas razones para pensar que será superior”, escribió en su informe semanal la consultora LCG, dirigida por Guido Lorenzo.

22% en dólares

La mirada sobre el país es tan mala que el tramo corto de la curva de bonos argentinos rinde un asombroso 22% en dólares. Nadie compró el amago de Guzmán de estar cerca de un acuerdo con el Fondo. Y si hubiera acuerdo, se pregunta LCG: ¿qué Congreso lo aprobaría? Más allá del resultado de las legislativas, el funcionamiento de la Cámara cambiará, “el peronismo se fragmentó, el Frente de Todos ya es una entelequia”.

Por eso, deduce LCG, “es lógico que frente a un Estado que amplifica la incertidumbre, el dólar siga subiendo; llamaría la atención lo contrario. Lo que sucederá luego de noviembre es desconocido y la forma de atravesar esta situación es mediante el atesoramiento (de dólares)”.

Al respecto, Eco Go precisa que si bien el BCRA logró aumentar las reservas netas en USD 300 millones desde el último ajuste al cepo, “se observa una incipiente y leve caída en los depósitos privados en dólares”, que tras alcanzar un máximo post-PASO de USD 16.415 millones el 5 de octubre (por compra de “dólar solidario” de los inicios de mes) empezaron un goteo de USD 36 millones por día.

Ni el mundo ayuda: los precios de los commodities energéticos alimentan expectativas de mayor inflación mundial, reflejada en la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro de EEUU a 5 años, que tocaron el máximo desde 2006, notó Eco Go.

Las tasas de inflación mundial, en todo caso, son pigmeas comparadas con las argentinas. La tercera semana de octubre, precisó LCG, cerró con una aceleración de la inflación de alimentos al 1,6% semanal (1,1 puntos más que el promedio de las dos semanas previas) y los alimentos y bebidas del Índice de Relevamiento de la consultora mostraron una inflación de 3,6% mensual promedio en las últimas 4 semanas. Y hay más: también aumentó la proporción de productos que tuvieron subas en la última semana: 21% del total vs 12% en el promedio de las últimas 40 semanas. Algo esperable, en respuesta al enésimo “congelamiento”, pero de todos modos una mala noticia.

El congelamiento unilateral aceleró los precios: la tercera semana de octubre cerró con una aceleración de la inflación de alimentos al 1,6% semanal, 1,1 puntos más que el promedio de las dos semanas previas, precisó la consultora LCG EFE/Demian Alday Estévez

Datos fiscales

Los datos fiscales aportan pimienta al plato: según estimó Equilibra, entre asistencia al Tesoro y pago de intereses, el BCRA deberá emitir unos $950.000 millones en lo que resta del año, con lo que su financiamiento al Tesoro en el año llegaría a $1,7 billones, 3,9% del PBI. La entidad pagaría por intereses de sus pasivos remunerados unos $1,3 billones, otro 3% del PBI). Y la dinámica no para ahí. Dados los supuestos de inflación y crecimiento, Equilibra calculó que hasta fin de año el Central “esterilizará” otros $285.000 millones, cerrando 2021 con una base monetaria del 7,9% del PBI y un stock de pasivos remunerados de 130% de la base monetaria.

La respuesta del mercado, dice Eco Go, fue la esperable: bajas en el precio de los bonos, suba en los tipos de cambio financieros y en la brecha y –paradoja– aumento de las acciones, anticipando cambio en política futura.

Agréguese una pizca de declaraciones y contradicciones (el Gobierno encogiéndose de hombros ante los ataques mapuches en Río Negro, el ministro de seguridad bonaerense, Sergio Berni, criticando frontalmente al presidente Alberto Fernández) y se entiende que el Índice de Confianza en el Gobierno de la Universidad di Tella esté en los niveles más bajos, desde abril de 2019, el mínimo de la gestión de Mauricio Macri.

De vuelta, los precios sirven de termómetro: ese mes se supo que la inflación de marzo había sido del 4,7%, con avance del 6% en Alimentos y Bebidas y del 17,9% en Educación. Faltaban todavía 4 meses para la PASO, que el entonces oficialismo perdió en agosto. Las PASO 2021 ya pasaron, el Gobierno las perdió y la elección legislativa, el verdadero recuento de porotos, es en tres semanas.

Fuente: Infobae

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas