Conectate con nosotros

Sociedad

Estafaron a una abuela en Chaco, perdió $45.000 y tuvo que pedir un préstamo: «Tengan cuidado» advierte

Publicado

el

Juanita Yavorski prestó su testimonio a los medios para hacer un llamado de concientización. Pidió a los abuelos y a todas las personas tener cuidado de responder llamados, dar información o intentar ayudar cuando lo piden. Lamentó que esta situación empañe los actos solidarios y contó que ahora ella deberá sobrevivir con parte de su jubilación por intentar ayudar.

 

 

Juana cuenta que recibió un llamado telefónico a su línea fija. “Era la voz de un joven. Muy agradable su voz”, contó la mujer para luego relatar el ida y vuelta que se dio entre ellos:

 

-no sabes quién soy

-no

-no conoces mi voz

-¿Gustavo?

-Sí, Gustavo soy.

 

Resulta que Gustavo es un sobrino de Juana quien hace muy pocos días atravesó la pérdida de su hermano por coronavirus. El joven reside en Buenos Aires. Quien llamó por teléfono a la abuela es en realidad un estafador. Se hizo pasar por Gustavo y le comentó que estaba viajando a verla, que en medio del camino tuvo un accidente que rompió su vehículo y llegó caminando hasta una estancia donde le prestaron un teléfono y gracias a ello logró comunicarse con ella.

 

Juana sorprendida y preocupada por la situación se predispuso a ayudarlo en lo que pudiera. El “sobrino” le dijo que en la estancia donde estaba le facilitaron el número de teléfono de una grúa, le pidió que ella llamara e hiciera la transacción para que lleven su vehículo con el compromiso de que al llegar él a Chaco le devolvería el dinero.

 

“Llamo al teléfono de la grúa”, comentó la abuela. Lo cierto es que esta persona con la que se comunicó corroboró la información que le había dado su sobrino. El mismo relato solo que con un pedido especial. La mujer debía depositar 45 mil pesos para que “socorrieran a su sobrino accidentado”.

 

-usted deposite y cuando llega eso ahí salimos nosotros y en 45 minutos estamos donde está él – le dijeron desde la “grúa”

 

Juanita Yavorski le comentó la situación a su hijo. Le pidió que fuera al Banco y siguiera las instrucciones de la “grúa” para que pudieran ayudar a “su sobrino Gustavo” El hijo de la mujer preocupado también por el hecho se fue al cajero y depositó los ahorros que tenía para pagar los alquileres de sus hijos que estudian en otra provincia.

 

Al término de la transacción advirtieron que el hecho podría ser una estafa por “Gustavo” no volvió a llamar. Inmediatamente fueron al Banco a averiguar dónde se había enviado el dinero. El depósito llegó a un Banco en Bariloche. La familia se contactó con un Fiscal de aquella ciudad quien les explicó que ya son varias las personas que denuncian este tipo de estafas y presumen que se trata de una banda que opera desde allí.

 

Juanita Yavorski con su testimonio intenta llevar un mensaje de precaución a la comunidad. “Quiero aconsejarles a todos que cuando los llama un presunto pariente, tengan cuidado. Todos estamos muy sensibles con esta pandemia y queremos ayudar a la familia y caemos en esta estafa” y añadió “Doy este testimonio para que la gente sepa cómo nos sacan la plata porque no soy sola, somos varios los estafados.”

Lo más crudo de este relato es que Juanita Yavorski ahora tomó un crédito en el Banco. La deuda la contrajo para poder devolverle a su hijo lo que los estafadores se llevaron. “Me agarró un dolor en el pecho que parecía que me iba a explotar el corazón y entonces me acordé de que podía tomar un crédito en el Banco y saqué 30.000 pesos.”, comentó Juanita quien ahora debe pagar ese crédito con su jubilación de 20.000 pesos lo que significa que le quedará muy poco de sus haberes para subsistir.

 

 

Diario21.-

Video Visión Noticias.-

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas