Conectate con nosotros

Salud

¿Es necesario consumir suplementos vitamínicos?

Publicado

el

Uno de los motivos por los que se decide tomar suplementos vitamínicos puede ser el cansancio o la debilidad muscular, siendo las “enfermedades metabólicas y musculares, la anemia, la miastenia y una mala alimentación, entre otras”, las posibles causantes de esos síntomas.

¿Cuándo es bueno tomas suplementos?

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Toronto, vieron que, en general, no había efectos positivos concluyentes al consumirlas en suplementos, y en cambio en algunos casos detectaban incluso efectos negativos sobre la salud. Por ejemplo:

La vitamina B3 o niacina y las mezclas de antioxidantes pueden llegar a aumentar ligeramente el riesgo de muerte por cualquier causa.

Por otro lado, sí comprobaron que el ácido fólico, solo o con vitaminas del grupo B, reduce el riesgo de infarto.

Así que hay que evitar la tendencia de tomar suplementos para mejorar y “prevenir” cualquier alteración. Si tu dieta es equilibrada, no los necesitas; La sobredosis de vitaminas puede ser tóxica y dar lugar a efectos adversos.

Recordemos que, la principal fuente de vitaminas son los vegetales crudos, por ello, hay que igualar o superar la recomendación de 5 raciones de vegetales o frutas frescas al día.

Es cierto que puedes necesitar algún suplemento vitamínico complementario a la dieta, pero consúltalo antes con el médico, el hará las comprobaciones necesarias y te recomendará la dosis adecuada:

Orientación general para la suplementación en población sana:

Embarazo: ácido fólico, vitaminas prenatales.

Bebés y niños: para bebés amamantados, vitamina D hasta el destete y hierro a partir de los 4-6 meses.

Adultos y adultos mayores: algunos pueden beneficiarse de suplementos de vitamina B12, vitamina D y / o calcio.

Orientación para la suplementación en población enferma:

Cirugía bariátrica (por obesidad): vitaminas liposolubles, vitaminas B, hierro, calcio, zinc, cobre, multivitaminas / multiminerales.

Anemia: hierro o vitamina B12, según el tipo de anemia.

Enfermedad de Crohn, otra enfermedad inflamatoria del intestino, enfermedad celíaca: hierro, vitaminas B, vitamina D, zinc, magnesio.

Osteoporosis: vitamina D, calcio, magnesio.

Patrones de alimentación restringidos o subóptimos: multivitaminas / multiminerales, vitamina B12, calcio, vitamina D, magnesio.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – Medicina Integrativa

diario21

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas