Conectate con nosotros

Salud

Un nuevo estudio sugiere un impacto duradero de COVID-19 en el corazón

Publicado

el

El estudio observacional de un grupo de profesionales de la Universidad de Ohio de Estados Unidos, nuevamente sugiere un impacto duradero del COVID-19 en el corazón.

Esta investigación que utilizó imágenes de resonancia magnética cardíaca (RMC) para examinar los efectos de la infección por el nuevo coronavirus en el corazón mostró signos sugestivos de miocarditis en 4 de 26 atletas de competición que se recuperaron de casos asintomáticos o leves de COVID-19.

La miocarditis es una causa importante de muerte súbita cardíaca en atletas de competición y puede ocurrir con la función ventricular normal. Estudios recientes han planteado preocupaciones sobre la inflamación del miocardio después de la recuperación de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), incluso en pacientes asintomáticos o levemente sintomáticos. El objetivo del trabajo fue investigar el uso de imágenes de resonancia magnética cardíaca (RMC) en atletas competitivos recuperados de COVID-19 para detectar la inflamación del miocardio que identificaría a los atletas de alto riesgo para volver al juego competitivo.

Si bien estos y otros hallazgos similares son preocupantes, dicen que los resultados son preliminares y no indican que la detección de CMR generalizada sea apropiada.

Dos de los 4 pacientes que mostraban signos de miocarditis en esta serie no tenían síntomas de COVID-19 pero dieron positivo en las pruebas de rutina. Otros 12 estudiantes deportistas (46%) mostraron realce tardío de gadolinio (LGE), de los cuales 8 (30,8%) tenían LGE sin elevación de T2, lo que sugiere una lesión miocárdica previa.

Este hallazgo, dijo Saurabh Rajpal, MBBS, MD, autor principal del estudio, “podría sugerir una lesión miocárdica previa o podría sugerir una adaptación miocárdica atlética”.

En el informe publicado en JAMA Cardiology, Rajpal y sus colegas de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus describieron los hallazgos de exámenes CMR completos en atletas competitivos derivados a la clínica de medicina deportiva después de dar positivo por COVID-19 en la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) entre junio y agosto.

Con centro en el corazón

La universidad había tomado la decisión en la primavera de usar imágenes CMR como una herramienta de detección para volver a jugar, dijo Rajpal. Si bien la CMR se utiliza con fines de investigación, la reciente declaración de opinión consensuada de expertos del American College of Cardiology sobre la reanudación del deporte y el ejercicio después de la infección por COVID-19 no requiere imágenes de CMR para reanudar la actividad competitiva.

Ninguno de los atletas requirió hospitalización por su enfermedad y solo el 26,9% informó síntomas leves durante la infección a corto plazo, como dolor de garganta, dificultad para respirar, mialgias y fiebre.

El día de la RMC se realizaron electrocardiogramas, troponina I sérica y ecocardiogramas transtorácicos. No hubo cambios diagnósticos en las ondas ST/T, la función ventricular y los volúmenes fueron normales y ningún atleta mostró niveles elevados de troponina sérica.

“No creo que este sea un problema específico de COVID –dijo Rajpal–. Hemos visto miocarditis después de otras infecciones virales; es solo que [que] COVID-19 es el más estudiado hasta ahora, y con una actividad intensa, la inflamación en el corazón puede ser riesgosa”. Añadió que se necesitan más estudios a largo plazo y más amplios con poblaciones de control.

Su grupo continúa siguiendo a estos atletas y ha sugerido que la CMR “puede proporcionar una excelente evaluación de estratificación de riesgo para la miocarditis en atletas que se han recuperado de COVID-19 para guiar la participación segura en deportes competitivos”.

De los atletas de competición estudiados, 15% tenían hallazgos de RMC sugestivos de miocarditis y 30,8% atletas adicionales presentaban RTG sin elevación de T2 sugestiva de lesión miocárdica previa. “La lesión miocárdica relacionada con COVID-19 en atletas competitivos y la participación deportiva sigue sin estar clara”, reconfirman los especialistas. La resonancia magnética cardíaca tiene el potencial de identificar una cohorte de alto riesgo de resultados adversos y, lo que es más importante, puede estratificar el riesgo de los atletas para una participación segura porque las técnicas de mapeo de RMC tienen un alto valor predictivo negativo para descartar miocarditis.

Un estudio reciente demostró compromiso cardíaco en un número significativo de pacientes que se habían recuperado de COVID-19. Otro artículo de consenso de expertos recomendó una convalecencia de dos semanas seguida de ninguna prueba cardíaca de diagnóstico si era asintomático y un electrocardiograma y ecocardiograma transtorácico en atletas levemente sintomáticos con COVID-19 para volver a practicar deportes competitivos. Sin embargo, los conocimientos emergentes y las observaciones de CMR cuestionan esta recomendación. La evidencia de imágenes de resonancia magnética cardíaca de inflamación del miocardio se ha asociado con malos resultados, incluida la disfunción miocárdica y la mortalidad.

Apelando a dimensionar

Matthew Martinez, MD, director de cardiología deportiva del Atlantic Health-Morristown Medical Center y del Gagnon Cardiovascular Institute, Morristown, Nueva Jersey, instó a ser cauteloso al exagerar los hallazgos de este pequeño estudio.

“Sabemos que los virus causan daño al miocardio y miocarditis. Lo que no sabemos es cuán importantes son estos hallazgos”, dijo Martínez en una entrevista. “Y en términos de riesgo, ¿encontraríamos el mismo fenómeno si hiciéramos esto, digamos, en pacientes con gripe o en otros grupos de edad?”.

“No he visto todas las imágenes, pero lo que me gustaría saber es: ¿son estos hallazgos muy sutiles? ¿Son hallazgos evidentes? ¿Es esto parte de un individuo activo con síntomas? Necesito conocer un poco más de datos antes de poder decir si esto influye en el mayor riesgo de muerte súbita cardíaca que a menudo asociamos con la miocarditis, y no estoy seguro de cómo esto debería influir en la toma de decisiones con respecto a volver a jugar”, agregó Martínez, que no formaba parte de la investigación.

Martínez, quien es el presidente de la sección de Deportes y Ejercicio del Colegio Americano de Cardiología, pero no fue autor de su guía reciente sobre el regreso al deporte, dijo que no usa habitualmente la RMC para evaluar a los atletas después de la infección, según las recomendaciones de la ACC.

Para el grupo de investigadores de Columbia, “si bien se requiere un seguimiento a largo plazo y estudios significativos que incluyan poblaciones de control para comprender los cambios de CMR en atletas competitivos, esto puede proporcionar una excelente evaluación de estratificación de riesgo para miocarditis en atletas que se han recuperado de COVID-19 para guiar una competencia segura en la participación deportiva”.

Fuente: Infobae

diariochaco

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas