Conectate con nosotros

Salud

Ayuno intermitente, algo más que una moda saludable

Publicado

el

Cada vez hay más investigaciones que apoyan sus beneficios. Una revisión en el ‘New England Journal of Medicine’, pone los puntos sobre las íes.

Comer menos para vivir más

El interés por el ayuno intermitente surge a partir del estudio de la restricción calórica, consistente en dietas bajas en energía mantenidas de forma continuada. La restricción calórica ha demostrado efectos muy pronunciados en la prolongación de la longevidad y el envejecimiento. La pérdida de peso corporal es uno de los primeros factores asociados a la restricción calórica y que se consideran responsables de sus beneficios, tales como un mejor control de los niveles de azúcar o de colesterol. Además, al comer menos se reduce el consumo de oxígeno para la obtención de energía a partir de los alimentos y esto, a su vez, reduce el estrés oxidativo responsable del envejecimiento.

El interruptor de las células

En los periodos de ayuno, el combustible es, principalmente, los cuerpos cetónicos derivados de las grasas, mientras que tras la ingesta de alimentos se cambia al modo ‘normal’ de utilización de glucosa. Estos dos estados energéticos de las células parecen estar ligados a nuestra historia evolutiva, en la que la disponibilidad de alimentos no era la actual y se alternaban días de escasez con otros de abundancia de alimento.

En los periodos de ayuno se entra en “modo reparación”, donde las células envejecidas son eliminadas, se mejora el estrés metabólico y oxidativo, la reparación del ADN o la génesis de mitocondrias. Por otra parte, en los periodos de recarga de alimento, las células se ponen en “modo crecimiento”, reactivando la regeneración celular.

Las señales que activan o desactivan uno u otro “modo” son la ingesta energética total, la composición de la dieta (especialmente si es alta o baja en proteínas) y la duración del ayuno (son necesarias unas 12 horas para activar producción de cuerpos cetónicos); Activándose el “modo supervivencia” cuando la disponibilidad de energía y proteínas es baja, o el “modo de crecimiento” cuando vuelve a haber energía, especialmente en forma de aminoácidos y glucosa.

Una fórmula viable

El ayuno intermitente, mejora del control de glucosa, presión arterial o pérdida de grasa abdominal o el estado inflamatorio, entre otros. Además, mejora la capacidad cognitiva, con mejoras en la memoria verbal, función ejecutiva y cognitiva general.

Pero además de sus beneficios a corto plazo sobre el metabolismo, uno de los aspectos más interesantes es su efecto potencial sobre la longevidad y la prolongación de los años en salud.

Entre las aplicaciones mencionadas están la obesidad, la diabetes, la enfermedad cardiovascular, algunos cánceres, enfermedad neurodegenerativa, asma, esclerosis múltiple, artrosis y las enfermedades asociadas al proceso de envejecimiento.

Dificultades en su aplicación

Adoptar una dieta de ayuno intermitente con una o dos ingestas al día no es fácil teniendo en cuenta los hábitos occidentales de tres comidas principales y varios picoteos diarios. Por otro lado, iniciar un ayuno intermitente puede generar hambre, irritabilidad y falta de concentración, aunque estos efectos suelen desaparecer en un mes.

La recomendación indica una pauta gradual de ayuno intermitente, aumentado progresivamente la ventana de ayuno diario.

Obviamente, todo bajo control médico de la evolución antropométrica y algunos biomarcadores como la glucemia y los cuerpos cetónicos, entre otros.

Cada vez van ganando la llamada medicina evolutiva, donde las hipótesis de partida están relacionadas con el que fue nuestro estilo de vida durante cientos de miles de años. El ayuno intermitente puede haber sido programado en nuestras células por un estilo de vida que hemos perdido totalmente en el mundo occidental, con disponibilidad de alimentos las 24 horas. Tal vez si conseguimos conjugar la ciencia más avanzada con un estilo de vida más propio como especie, podremos vivir aún más y mejor.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. – M.P. 5812 – Medicina Integrativa

diario21

Continue Reading

Copyright © 2020 Radio Fan. Hosting y streaming provisto por Radios Argentinas